ASIA/PAKISTAN - Boom de vocaciones al sacerdocio: una iglesia viva y ferviente en la fe  

miércoles, 4 mayo 2016 iglesias locales   vocaciones  

P. Jahanzeb Iqbal de la parroquia de St. Anthony bendice a los fieles

Lahore (Agencia Fides) – La iglesia de Pakistán es una iglesia que vive la fe en las dificultades de cada día, en un país con el 95% musulmán, pero que posee “fervientes vocaciones sacerdotales y a la vida consagrada, signo de la bendición de Dios, que está siempre cercano a su pueblo”: lo señala a la Agencia Fides p. Inayat Bernard, Rector en el Seminario menor de “Santa Maria” en Lahore. 
P. Bernard,que lleva una estructura con 26 jóvenes seminaristas, recuerda las cifras
que distinguen a la Iglesia de Pakistán, floreciente en vocaciones: 23 ordenaciones sacerdotales, incluyendo sacerdotes diocesanos y religiosos, desde comienzos de 2015 hasta la fecha, y 15 nuevos diáconos que se están preparando para ser ordenado en 2016. Mientras tanto, en el Instituto Nacional de Teología de Karachi estudian 79 seminaristas mayores, y en el seminario mayor dedicado a San Francisco Javier en Lahore otros 96: “Estas cifras presentan un futuro prometedor para la Iglesia católica en Pakistán”, dice el padre Inayat, “sin olvidar las muchas vocaciones dentro de las órdenes religiosas femeninas. Un signo de esperanza que infunde confianza y valor aun en las dificultades”. Es cierto que la comunidad cristiana, en la complicada situación socio-política de Pakistán, a veces sufre de discriminación o hay incidentes de violencia, como el ataque que tuvo lugar durante la Pascua en Lahore, “mientras que los ataques terroristas golpean de forma indiscriminada objetivos religiosos, civiles y militares”, señala. Pero estas dificultades “no afectan a nuestra libertad ni a la fe de la gente, más bien la fortalecen y hoy estamos disfrutando de los frutos”, concluye. “Es cierto que a veces experimentamos el martirio, peor esto es en sí mismo, semilla de nuevos cristianos y sigue siendo un don de Dios que sólo a través de la fe puede comprenderse y vivirse” concluye.  (PA) (Agencia Fides 4/5/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network