ASIA/CHINA - Año Nuevo de la comunidad católica china marcado por la Misericordia

lunes, 8 febrero 2016 iglesias locales   pobreza   animación misionera  

Faith

Visita a los ancianos y enfermos

Pekín (Agencia Fides) – “¡Que bonito es ser católico!” lo ha dicho con emoción y sobre todo con estupor, una mujer que ha sido testigo de la visita de sacerdotes y laicos a los enfermos del hospital, en la víspera del Año Nuevo Chino, que se celebra el 8 de febrero y que inaugura “el año del mono”. Según la información recogida por la Agencia Fides, la comunidad católica de la Chica continental vive este evento según la costumbre, realizando obras de caridad y misericordia, llevando “la paz y el amor de Cristo” a los enfermos, los ancianos solos, los desfavorecidos y necesitados, viviendo así el Año de la Misericordia según las indicaciones del Papa.
Con una temperatura de 20 grados bajo cero, la parroquia de Dong He de la comunidad de Bao Tou en la Mongolia Interior, ha comenzado las visitas pastorales el 2 de febrero con el tema “Dios es Amor y Misericordia”. Los laicos católicos, organizados por la parroquia, han ofrecido sus coches y su financiación para entregar las ayudas a las comunidades eclesiales de base más remotas, a los más pobres de entre los pobres. En todos los encuentros, además de entregar las ayudas materiales, el sacerdote del grupo también ha administrado los sacramentos, dando copias de la “Misericordiae Vultus”, la bula de convocación del Jubileo extraordinario de la Misericordia.
Durante las visitas al hospital y al hogar de los ancianos de la parroquia de la Santa Trinidad de la comunidad de Jiu Jiang, provincia de Jiang Xi, los sacerdotes han dado la unción a los enfermos y la Eucaristía orando junto a los ancianos postrados en sus lechos. El hijo de una señora anciana, después de la visita, ha dijo al grupo: “Ahora entiendo el por qué de la fe católica de mi madre, creo que es hora de que yo también vuelva a la Iglesia”.
La parroquia de Fan Ga, de la diócesis de Xian Xian, en la provincia de He Bei, ha donado ayuda material y espiritual a 31 familias pobres, viviendo en primera persona el Año de la Misericordia.
Por su parte, la comunidad de Wen Zhou, ha querido poner en primer lugar el cuidado pastoral de los universitarios, que ahora están de vacaciones por el Año Nuevo chino, para ayudarles a vivir el Año de la Misericordia. Durante el campamento, organizado del 28 de enero al 3 de febrero, más de 230 universitarios han “encontrado a Jesús en la oración y la vida en comunidad, en un ambiente fraternal, así como han podido reflexionar y discernir la propia vocación cristiana”. (NZ) (Agencia Fides 2016/02/08)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network