ASIA/IRAQ - El Patriarca caldeo: la “mano maléfica” de “actores externos” ha traído el caos a Oriente Medio

martes, 26 enero 2016 sectarismo  

Baghdad (Agencia Fides) - “Parece que una mano maléfica ha puesto en marcha todo lo que estaba planeado para cambiar la situación”, causando indecibles sufrimientos a los pueblos de Oriente Medio. Y “no es ningún secreto” que en dicha planificación ha sido fundamental, “la intervención de 'actores externos que han actuado de acuerdo a sus propias ambiciones en la región”. Ellos son los que “han utilizado la democracia y la libertad como una cubierta para robar nuestros recursos naturales, la paz y la libertad, y que han creado el caos y el terrorismo en Iraq y en Oriente medio”.Con estas declaraciones, el Patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I, ha expuesto las causas subyacentes de los conflictos que desgarran su país y toda la región. Lo ha declarado en un discurso preparado para la conferencia sobre los derechos de las minorías religiosas en el mundo musulmán, que está llevándose a cavo estos días en Marruecos.
En su discurso, enviado a la Agencia Fides, el Primado de la Iglesia caldea identifica en el 2003 - el año en el que los Estados Unidos realizó la intervención militar contra el régimen de Sadam Husein - el inicio de los procesos históricos que están llevando Iraq a la deriva, sobre la base de una “agenda sistemática y bien planificada”, que también incluye “la desaparición de los cristianos y otras minorías religiosas” autóctonas. Procesos que se llevan a cabo utilizando también la religión, reducida a una herramienta ideológica para fanatizar a las masas, apagando en ellas la vida espiritual auténtica.
En su discurso, el patriarca Louis Raphael también ha enumerado una serie de episodios recientes que documentan el aumento de la discriminación contra los cristianos en la sociedad iraquí: “Una mujer juez de Bagdad”, coemnta el patriarca caldeo, “ha rechazado a un cristiano como testimonio en el tribunal, afirmando que los cristianos no son admitidos como testigos en los tribunales iraquíes. Algunos constructores musulmanes se han negado a construir casas y residencias para los cristianos, denominándolos infieles. Las milicias en Bagdad han tomado posesión de casas de cristianos, de sus tierras y de sus otras propiedades.
Se han colgado carteles, incluso en las oficinas públicas, en los que se pide a las chicas cristianas que se pongan el velo, a ejemplo de la Virgen María”. Entre las necesidades más urgentes que deben abordarse para salvar Oriente Medio del abismo en el que parece que se está hundiendo, el Patriarca menciona la necesidad de formar y favorecer a “los religiosos musulmanes instruidos, que se opongan al fanatismo y a la mentalidad sectaria con palabras y acciones”. (GV) (Agencia Fides 26/1/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network