ASIA/PAKISTAN - Asalto de los talibanes a la Universidad: iglesias y sociedad civil contra el terrorismo

miércoles, 20 enero 2016 terrorismo   islam  

Peshawar (Agencia Fides) – Un grupo de militantes talibanes irrumpieron esta mañana en la Universidad Bacha Khan, en Charsadda, una ciudad en el norte de Pakistán, que está ubicada entre Islamabad y Peshawar, matando indiscriminadamente a estudiantes y profesores, en las aulas y en la residencia. Después de la intervención de la policía, la cifra provisional de víctimas es de 30 muertos, entre ellos cuatro terroristas y más de 60 heridos. El ataque, reivindicado por el grupo Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), los llamados “talibanes paquistaníes”, se produce un año después del atentado contra la escuela militar de diciembre de 2014 en el que murieron más de 150 personas en Peshawar, la mayoría niños. El TTP ha advertido de que realizarán más atentaados contra universidades, colegios y escuelas, sobre todo pertenecientes al Ejército.
Samule Pervaiz Asghar, archidiácono de la Iglesia Anglicana en Peshawar, declara a la Agencia Fides: “El terrorismo es un flagelo en Pakistán y en todo el mundo. Estamos conmocionados y sin palabras. Condenamos esta violencia sin sentido. Como cristianos somos un pueblo que buscan construir la paz y la armonía en la sociedad. Estamos convencidos de que en Pakistán esta es nuestra misión. También utilizamos el arma de la oración: oramos por los terroristas, que Dios ilumine sus mentes, para que abandonen la violencia contra los inocentes”.
“Es un acontecimiento trágico, especialmente por la elección de este tipo de objetivo, demasiado fácil, con poca seguridad, como lo son las escuelas y universidades y no las bases militares”, añade a la Agencia Fides Ghulam Dastagir, periodista e intelectual de Peshawar, miembro de la Ong “Human Rights Commission of Pakistan”. También es significativa la elección: “Se pretende golpear simbólicamente una institución educativa: los talibanes en la región en el pasado ya han destruido más de 400 escuelas. Ahora buscan visibilidad”, explica.
Según Dastagir, “es un asunto interno de Pakistán y no está vinculado al Estado Islámico (IS): el TTP no ha reivindicado una ideología o estrategia común con el IS, aunque es concebible que puedan hacerlo en el futuro”. Para combatir el terrorismo, concluye, “necesitamos una estrategia por parte del Estado que sea integral y eficaz. La sociedad civil, iglesias, instituciones religiosas pueden proporcionar apoyo con marchas pacíficas, vigilias de oración, con una obra de sensibilización cultural. Pero la responsabilidad de dar una respuesta concreta recae en el gobierno”. (PA) (Agencia Fides 20/1/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network