ASIA/CHINA - Los “Comedores de la Caridad” al servicio de miles de pobres de Xi An

miércoles, 20 enero 2016 iglesias locales   pobreza  

Faith

Portada del periódico

Xi An (Agencia Fides) – “Son ellos los que han llevado el calor a las personas sin hogar”, este era el titular de la primera página del cotidiano Chino Business View (500.000 ejemplares diarios y 17 millones de visitas a la edición Internet) de la provincia china de Shaan Xi. El artículo mostraba gran aprecio por dos iniciativas dirigidas por voluntarios católicos: el “Comedor de la Caridad del Domingo” de la parroquia de Nan Tang y el “Comedor de la Misericordia del Río Amarillo” de la parroquia de Xing Tian, ambas en la Archidiócesis de Xi An, capital de la provincia.
Según la información de la Agencia Fides, el “Comedor de la Caridad del Domingo” fue fundado hace tres años, y cada domingo ofrece una comida caliente a los sin techo, pero también a los trabajadores emigrantes y campesinos. Como explican los feligreses de la parroquia, “estamos abiertos a todos los necesitados, porque somos seguidores de Jesús misericordioso”.
Para mejorar su servicio, el verano pasado reformaron la cocina de la parroquia, para ofrecer un local acogedor y preparado, incluso con aire acondicionado, e instalaron una ducha cerca de la plaza de la iglesia.
Después de la misa del domingo, los voluntarios se dedican a este servicio.. Periódicamente también hay médicos católicos que atienden de forma gratuita a los necesitados. En Navidad, en invierno y en verano, los mismos voluntarios que dirigen el comedor distribuyen ropa, bebidas calientes o frescas, en la estación y en diversos lugares públicos. Según las estadísticas, que no son completas, en 2015 unas 5 mil personas pudieron beneficiarse del “Comedor de la Caridad del Domingo”, financiado por la parroquia con unos 2 mil euros.
Por su parte el “Comedor de la Misericordia del Río Amarillo” de la parroquia de Tian Xing está abierto desde hace ya 10 años, y cada lunes, miércoles y viernes ofrece la cena a las personas sin hogar y a los necesitados. En ambas cocinas la calidad de la comida está bajo control sanitario constante, pero sobre todo se vive una gran acogida y amor cristiano hacia estos abandonados y marginados de la sociedad. (NZ) (Agencia Fides 2016/01/20)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network