AFRICA/BURKINA FASO - “El País está bajo shock, luto de tres días y en las iglesias se reza por la paz” dice el Director Nacional de las OMP

lunes, 18 enero 2016 terrorismo  

Ouagadougou (Agencia Fides) - “En las iglesias de Burkina Faso, los fieles oran por la paz”, dice el padre Oscar Zoungrana, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de Burkina Faso, donde el 15 de enero un grupo de terroristas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) asesinaron al menos a 29 personas de diferentes nacionalidades en el atentado al hotel Splendid (frecuentado especialmente de funcionarios de la ONU) y al restaurante cercano “Le Cappuccino” (véase Fides 16/1/2016).
“La población todavía está en estado de shock. Es cierto que un episodio similar ocurrió recientemente en Malí, cerca de nuestro país, y muchos dijeron que Burkina Faso podría ser objetivo de los terroristas, pero no se esperaba un atentado tan pronto”, dice a Fides Don Oscar. “Para muchos ha sido algo inesperado, ya que en nuestro país nunca ha ocurrido una tragedia de estas proporciones. Había ocurrido un ataque contra algunos gendarmes en la frontera con Malí, pero una cosa de esta magnitud en la capital, nos ha tomado por sorpresa”.
Burkina Faso acaba de terminar un período de transición tras el derrocamiento del ex presidente Blaise Compaoré, que ha culminado con las elecciones del 29 de noviembre, que han llevado a la designación de Roch Marc Christian Kaboré como nuevo Presidente.
“El nuevo gobierno que acaba de tomar posesión, ha celebrado el sábado, 16 de enero, una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para tomar algunas medidas, entre ellas el derecho a celebrar un luto nacional de tres días”, señala el padre Oscar. “También se han ampliado el toque de queda establecido en las horas del ataque terrorista, mientras continúa la investigación para esclarecer como ocurrieron los hechos. El lugar del atentado todavía está rodeado por las fuerzas de seguridad para permitir el trabajo de los investigadores. Malí y Burkina Faso también han acordado coordinar los esfuerzos para luchar contra los terroristas y se ha reforzado la colaboración de las fuerzas francesas y estadounidenses presentes en nuestro país, que encabezaron el asalto final para liberar a los rehenes de hotel”. Según el sacerdote, el objetivo de los terroristas no es tanto el de desestabilizar el país como el de “tomar como objetivo a los extranjeros para bloquear la cooperación entre los países africanos, como Burkina Faso y Malí, y Europa y las instituciones internacionales”. (L.M.) (Agencia Fides 18/1/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network