http://www.fides.org

Africa

2003-07-28

AFRICA/LIBERIA - DESDE EL HOSPITAL CATÓLICO DE SAN JUAN DE DIOS UN TESTIMONIO: “PELIGRO DE MUERTE PARA MILES DE PERSONAS POR HAMBRE Y SED”

Monrovia (Agencia Fides) - “Los rebeldes están avanzando hacia el centro de la ciudad: la gente huye mientras proyectiles caen indiscriminadamente sobre los civiles” dice a la Agencia Fides un médico misionero que trabaja en el hospital San Juan de Dios de Monrovia, capital de Liberia, centro de duros combates desde hace algunas semanas entre las fuerzas del Presidente Charles Taylor y los rebeldes del LURD (Liberianos Unidos para la Reconciliación y la Democracia).
“La situación empeora de hora en hora. La gente no sabe ya donde refugiarse, la muerte puede llegar donde menos lo esperes, como ocurrió ayer con el proyectil que cayó sobre una Iglesia protestante produciendo al menos 7 muertos” dice el médico. “Hay por lo menos 40.000 personas refugiadas en el estadio, otras muchas están refugiadas en las iglesias y en los hospitales”.
A este propósito el médico de San Juan de Dios precisa: “En nuestro hospital tenemos 80 pacientes recuperándose. No son muchos porque los heridos no consiguen llegar hasta nuestra estructura a causa de la inseguridad que reina por las calles de la ciudad, donde dominan bandas armadas que saquean todo y a todos. Somos siete médicos pero algunos de nuestros colegas no están presentes en este momento porque no han podido llegar hasta el hospital a causa de los combates de las calles”. “Tenemos un container con un suministro de medicinas bloqueado en la zona del puerto” continua el médico. “De momento nuestras existencias son suficientes, pero no sabemos que sucederá cuando aumente el número de heridos”. Por lo que respecta a la situación humanitaria, el médico afirma: “La falta de alimento es cada vez más grave, porque los depósitos de las agencias humanitarias se encuentran en la zona controlada por los rebeldes. También la falta de agua se está convirtiendo en un problema cada vez más grave de día en día así como la interrupción del suministro de energía eléctrica. Hay peligro de muerte para miles de personas por hambre y sed”.
“Tan solo una intervención externa puede poner fin a esta situación: ni los rebeldes ni Taylor tienen la capacidad o la voluntad de parar este masacre” concluye el médico. Una fuerza de paz africana dirigida por Nigeria se prepara para desplegarse en Liberia esta semana mientras, como es sabido, naves de desembarco estadounidenses se están situando a lo largo del país. Washintong ha afirmado sin embargo, que las propias tropas tan solo intervendrán cuando haya un toque de queda y siempre que Taylor haya abandonado el poder.
Sobre la dramática situación en Liberia, el Santo Padre intervino ayer, domingo 27 de julio, dirigiendo un apenado llamamiento a los contendientes: “Ante el sufrimiento de este querido pueblo no podemos sino pedir a todos aquellos que tienen las armas en la mano que las abandones para dar espacio al diálogo y a la acción concertada de la Comunidad Internacional” (L.M.) (Agencia Fides 28/7/2003 Líneas: 39 palabras: 504)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network