http://www.fides.org

Asia

2003-07-25

ASIA/IRAK - “EN IRAK NO EXISTE UNA GUERRA DE RELIGIONES” DICE MONS. ISHAQ JACQUES, RECTOR DE LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA BABEL DE BAGDAD

Roma (Agencia Fides) - “Tengo confianza en el futuro de la Iglesia en Irak” dice a la Agencia Fides Mons. Ishaq Jacques, Arzobispo emérito de Arbil de los Caldeos y Rector de la Universidad Pontifica Babel de Bagdad. El Babel College for Philosophy and Teology tiene actualmente 280 estudiantes y es un instituto ecuménico en el que estudian todos los futuros sacerdotes de la diversas confesiones presentes en Irak.
La Agencia Fides ha entrevistado a Mons. Jacques al que ha dirigido las siguientes preguntas:

¿Cuáles son las relaciones inter-religiosas en Irak? Existe el peligro de una guerra de religiones?
Muchos están preocupados por las relaciones interreligiosas en Irak pero no tiene en cuenta que en nuestro país existe una larga tradición de convivencia pacífica entre las diversas creencias, bajo diferentes regímenes desde el monarquía a la republica. No se puede pues hablar de guerra de religiones aunque existan algunos casos aislados de intolerancia contra la fe del otro. Los que gritan más fuerte invocando posiciones extremistas no son siempre representante de la mayoría de los musulmanes. Hay tantas señales que hacen esperar en el diálogo interreligioso. Por ejemplo en el Instituto que dirijo el Babel College for Philosophy and Theology, hay 6 docentes musulmanes, la mayor parte de los cuales son chiítas. Ellos están contentos de participar en la formación de futuros sacerdotes y están orgullosos de enseñar en nuestro Instituto.

¿Cómo ha afrontado la Iglesia la emergencia de la guerra y cómo está afrontando ahora la reconstrucción del país?
Todos los iraquíes , cristianos y musulmanes, sufren las privaciones debidas al conflicto. La guerra no nos cogió de todas formas desprevenidos. La Iglesia se estaba ya preparando desde hacia tiempo a la guerra: todas las parroquias tenían reservas de agua y alimentos para poder distribuir ayudas alimentarias a la población cristiana y musulmana. Hemos ayudado a todo aquel que llamaba a nuestra puerta sin tener en cuenta la pertenencia religiosa. Durante la guerra, párrocos y Obispos han permanecido junto a la población así como el Nuncio Mons. Fernando Filoni que ha estado cercano durante toda la guerra. Las misas eran muy frecuentadas y las celebraciones no se han interrumpido en ningún momento, ni siquiera cuando caían misiles o bombas en nuestras ciudades. Ahora estamos centrados en la contribución para construir un nuevo Irak. Como representantes de la fe cristiana en Irak nos hemos reunido la mayor parte de los partidos iraquíes. Todos nos han asegurado que consideran la presencia cristiana en Irak fundamental para asegurar los equilibrios sociales y religiosos del país.

¿Cuáles son las dificultades que la Iglesia debe afrontar? ¿Cuales son las peticiones de los cristianos al fututo gobierno iraquí?
Son las mismas que cualquier iraquí afronta todos los días. Son los problemas derivados de la falta de un gobierno y de servicios esenciales: de una fuerza de policía eficaz que garantice la seguridad, de electricidad, de agua. Para resolver al menos en parte, las dificultades de la población en diversos barrios de las ciudades iraquíes se han formado comités de autogestión. El párroco del lugar es siempre invitado a formar parte juntos a representantes musulmanes.
Pedimos a las instituciones del nuevo Irak el poder confesar libremente nuestra fe, en la celebraciones y en la práctica sacerdotal y poder recuperar nuestra escuelas que fueron nacionalizadas. (L.M.) (Agencia Fides 25/7/2003 Líneas: 49 Palabras: 569)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network