http://www.fides.org

Africa

2003-07-22

AFRICA - LAS CRISIS DEL AFRICA OCCIDENTAL

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – Liberia, Costa de Marfil, Santo Tomé, Sierra Leona y Guinea. Son los países del África occidental afectados por guerras civiles (Liberia, Costa de Marfil), profundas crisis económicas (Guinea) o por golpes de Estado (Santo Tomé) o que están saliendo con dificultad de una larga guerra civil (Sierra Leona). A estas situaciones se añaden las convulsiones del gigante nigeriano, un país de más de 100 millones de habitantes, afectado por tensiones regionales, étnicas y religiosas con frecuencia alimentados por políticos locales y por intereses propios.

Liberia. Si Sierra Leona y Costa de Marfil parecen haber iniciado caminos de paz, Liberia está viviendo en estos días uno de los momentos mas dramáticos de su historia. Los rebeldes del LURD (Liberianos Unidos por la Reconciliación y la Democracia) han lanzado una ofensiva decisiva contra la capital Monrovia para expulsar del poder al Presidente Charles Taylor. Se trata del enésimo capítulo de una guerra iniciada en 1999 con el nacimiento del LURD al que se unió en seguida el MODEL (Movimiento para la Democracia en Liberia) que trabaja a lo largo de la frontera de Costa de Marfil. El Presidente Taylor después de haber alimentado los conflictos en los países vecinos (Sierra Leona, Guinea y Costa de Marfil) debe ahora afrontar por un parte la condena de la comunidad internacional (que lo acusa de los crímenes cometidos en Sierra Leona) y por otra, la guerrilla interna. Se oyen claramente golpes de mortero provenientes de Mamba Point, la zona central de la ciudad , dice desde Monrovia, capital de Liberia, a la Agencia Fides un misionero que no citamos por motivos de seguridad. “En esta zona se han juntado muchos prófugos que esperaban refugiarse en torno a las embajadas extranjeras. Desgraciadamente sin embargo, las sedes diplomáticas , como la de los Estados Unidos, han sido también atacadas. Los civiles no saben ya donde ir”.

Sierra Leona. La crisis de Sierra Leona estalló a mediados de los años 90 del pasado siglo, cuando después de una serie de golpes de Estado nació el RUF (Frente Unido Revolucionario) un movimiento rebelde que se ha hecho tristemente famosos por sus atrocidades (enrolamiento de niños soldado, amputación de civiles). El RUF ha estado apoyado durante años por el presidente liberiano Taylor, que traficaba en diamantes con el movimiento sierraleonés. El RUF acepto en mayo del 2001 un alto al fuego y el consiguiente desarme de las propias fuerzas. Los 45.000 rebeldes comenzaron así a deponer las armas. Gran Bretaña (la potencia colonial que controlaba el país) envió un fuerte contingente de tropas para obligar al RUF a pactar con el gobierno del Presidente Ahmad Tejan Kabbah. La ONU ha desplegado además en el país una fuerza de 17.500 hombres (UNAMSIL) para verificar el respeto de la tregua. “El proceso de paz está procediendo bien” dice a la Agencia Fides Mons. Giorgio Biguzzi, Obispo de Makeni. “La creación del Tribunal penal para juzgar los crímenes cometidos en el país no ha provocado enfrentamientos o revueltas, ni siquiera cuando la corte ha llevado a juicio a los jefes del RUF y de las milicia filo-gubernativa”. Según Mons Biguzzi “el esfuerzo realizado por la comunidad internacional en Sierra Leona pude servir de ejemplo para una intervención en la vecina Liberia pero hay que hacerlo pronto para poner fina al sufrimiento de la población civil”.

Costa de Marfil. La guerra civil explotó en septiembre del año pasado cuando un fallido golpe de Estado se transformó en un conflicto que afectó sobre todo al norte y oeste del país. Se opusieron a las fuerzas del presidente Gbagbo tres movimientos de guerrilla: el Movimiento Popular de Costa de Marfil (MPCI); el Movimiento para la Justicia y la Paz (MJP) y el Movimiento Popular del Gran Oeste (MPIGO). Para dividir a los contendientes, Francia envió una fuerza de paz a la cual se unió un contingente enviado por países de la Comunidad Económica de África Occidental (ECOWS). La formación de un gobierno de unidad nacional comprendido también por representantes de la guerrilla ha permitido alcanzar un alto al fuego. “Desde hace meses sin embargo, se ha creado una situación de punto muerto porque no se ha llegado a un acuerdo sobre el nombramiento de los ministros de Interior y Defensa” dice a la Agencia Fides el P. Lionello Melchiorri, misionero de la Sociedad de las Misiones Africanas (SMA). “El estado político se refleja también sobre el terreno porque son muy difíciles los traslados entre las zonas controladas por los rebeldes y el resto del país” dice el P. Melchiorri. “Caritas envía continuamente convoy a la zona de los rebeldes. Gracias a esto las familias divididas consiguen mantener el contacto. Además de alimento y medicinas, las mercancías humanitarias comprenden semilla para permitir la recuperación del cultivo”.

Guinea. Esta ex colonia francesa está atravesando una grave crisis económica debido a las deudas contraídas con el extranjero y al aumento de los precios del carburante. Para ahorrar energía, se ha suspendido el suministro de energía eléctrica a ciertas horas del día. Además en el país hay miles de refugiados provenientes de los países vecinos lo que agrava la ya precaria situación social y económica.

Santo Tomé. Última en orden de tiempo, la crisis en el pequeño estado insular (170.000 habitantes) estalló en la noche del 15 al 16 de julio cuando un grupo de militares tomaron el poder para protestar contra la política del gobierno que, según su parecer, había empobrecido a la población. La crisis sin embargo, podría resolverse en poco tiempo dado que los golpistas han liberado a algunas de las personalidades arrestadas durante en golpe y están negociando la vuelta a la patria del Presidente Fradique de Menezes que se encontraba en Nigeria. Un grupo de diplomáticos de Brasil, Angola, Mozambique, Cabo verde, Portugal, Gabón, Nigeria, Congo y Estados Unidos están mediando para resolver la crisis.
Las dos islas revisten una importancia estratégica para Estados Unidos que han proyectado instalar allí una base naval. Compañías estadounidenses están además empeñadas en búsquedas petrolíferas para la consiguiente explotación de los yacimientos a lo largo de la costa del pequeño Estado. (L.M.) (Agencia Fides 22/7/2003 Líneas: 79 Palabras: 1.026)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network