http://www.fides.org

Africa

2003-07-08

AFRICA/NIGERIA - FINALIZA LA HUELGA DESPUÉS DE ALCANZAR UN ACUERDO SOBRE EL PRECIO DE LA GASOLINA. LA IGLESIA PIDE MAYOR TRANSPARENCIA EN LA GESTIÓN DEL SECTOR PETROLÍFERO

Lagos (Agencia Fides) – Ha terminado la huelga de protesta por el aumento de los precios del carburante que desde hace días estaba bloqueando Nigeria. Esta mañana, 8 de julio, a las 6, hora local, el gobierno ha anunciado una reducción del precio de la gasolina hasta 34 naira (cerca de 25 centésimos de Euro) al litro. La huelga fue declarada por una de las principales organizaciones sindicales como consecuencia de la decisión del gobierno de elevar el precio de la gasolina hasta 40 naira. La huelga comenzó hace 8 días con la formación de barricadas en la capital económica del país, Lagos. En diversas ciudades se han producido desordenes que, según algunas fuentes locales, han provocado al menos una decena de víctimas.
“Es un problema que se produce un poco todos los años” refiere a la Agencia Fides un observador local. “Se establece el precio político de la gasolina; el gobierno paga la diferencia de precio entre el efectivo y el de venta al público. Este último es cerca de un cuarto del efectivo. Las dificultades económicas en las cuales se debate Nigeria obligan sin embargo, al gobierno a reajustar esta política generando protestas sociales”.
El 4 de julio, el Comité para la Paz, el Desarrollo y la Democracia (JDPC) de la Iglesia Católica nigeriana publicó una declaración sobre el aumento del precio de la gasolina. En el documento se recuerdan las motivaciones adoptadas por el gobierno: el aumento de entradas, derivadas del aumento de la gasolina, serán empleadas en la manutención de las refinerías del país; se reducirá el contrabando de carburante hacia los países vecinos, donde los precios son más altos; el aumento de entradas permitirá al gobierno mejorar las estructuras de base del país y, por tanto, las condiciones de vida de los nigerianos.
Vistas las fuertes sumas ya destinadas a la manutención de las refinerías, el JDPC se pregunta si no sería mejor verificar el uso efectivo de estos fondos, en vez de pedir otros. El problema del contrabando, según la declaración del JDPC, es además afrontado de otro modo, reforzando los controles en las fronteras. El comité católico pide por último al gobierno “hacer que aquellos que han obtenido un permiso para construir una refinería lo realicen en un plazo de una año, en caso contrario se les retire el permiso”. (L.M.) (Agencia Fides 8/7/2003 Líneas: 32 Palabras: 412)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network