http://www.fides.org

News

2014-03-07

ASIA/PAKISTAN - Mujeres en Pakistán: Niñas cristianas violadas por musulmanes

Lahore (Agencia Fides) – La violación de chicas y niñas de las minorías religiosas es un fenómeno muy común en Pakistán. Las mujeres cristianas son un objetivo prioritario, porque son más vulnerables e indefensas. La mayoría de los casos ni siquiera se denuncia a la policía y, cuando sucede, a menudo los autores de la violencia quedan impunes. Cómo refieren a Fides fuentes locales, sigue vivo en la comunidad el reciente caso de Sumbal, niña cristiana de cinco años de edad, violada por un grupo de hombres musulmanes en una calle de Lahore. La movilización de activistas y organizaciones cristianas que piden justicia es muy fuerte.
Otro caso reciente comunicado a la Agencia Fides por la ONG CLAAS (Centre for Legal Aid Assistance & Settlement”) se refiere a un hombre musulmán de Lahore que intentó violar a dos niñas cristianas, hermanas, de 1 y 3 años. La madre de las niñas era una empleada de la casa de un musulmán rico, donde también trabajaba Allah Baksh, que comenzó a acosarla sexualmente. Después de la negativa de la mujer, el hombre fue sorprendido in fraganti mientras intentaba violar a las dos niñas. Baksh fue detenido a raíz de la denuncia, pero la policía está haciendo presión sobre los padres de las niñas para que retiren la denuncia.
Hace unos meses, otro caso ha despertado la indignación: el de una niña cristiana de 9 años que ha sufrido una violación por un grupo de tres jóvenes musulmanes. La violencia contra las niñas se comete con facilidad, dice una fuente de Fides que asiste a las víctimas, en su mayoría debido a que los perpetradores quedan impunes: la injusticia alimenta el círculo vicioso de la violencia.
En 2004, un caso que llego a los medios de comunicación de todo el mundo despertando gran consternación fue la violación brutal de una niña de dos años y medio, Neha Munir violada porque su padre, Munir Masih, un cristiano, se negó a convertirse al Islam. Después de un largo calvario, la familia de Neha ha huido a Canadá. Neha se ha convertido en un símbolo de todos los niños víctimas de abuso en Pakistán.
La Ong LEAD (“Legal Evangelical Association Development”), que se dedica a promover la integración social de los cristianos en Pakistán, señala que a las mujeres cristianas se les niega todo derecho y la dignidad humana. En particular, las niñas cristianas a menudo son tratadas como una mercancía. “Según los datos recogidos por la Agencia Fides, cada año hay aproximadamente 700 casos de niñas de las minorías religiosas (cristianas o hindúes) que son violadas o secuestradas, incluso con la intención de convertirlas. La “All Pakistan Minorities Alliance” (APMA) , ha creado un equipo legal especial que provee asistencia legal gratuita a las minorías religiosas, como las familias involucradas en estos casos de violencia. (PA) (Agencia Fides 7/3/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network