http://www.fides.org

News

2013-12-10

ASIA/PAKISTAN - La Corte de la sharia al gobierno: para el delito de blasfemia la pena justa es sólo la muerte

Islamabad (Agencia Fides) – La Corte Federal para la Sharia, tribunal islámico de Pakistán, ha emitido una orden pidiendo al Gobierno que modifique las penas previstas para el delito de blasfemia, punible con pena de prisión hasta la cadena perpetua o la pena de muerte. Según el Tribunal, se debe eliminar la posibilidad de imponer pena de prisión o cadena perpetua y dejar como único castigo la pena de muerte. La Corte ha dado al gobierno dos meses para adaptar el ordenamiento jurídico nacional.
La disposición, dada por un colegio de cinco jueces, se basa en una sentencia de 1990: ya entonces la Corte había aclarado que para la ley sobre la blasfemia la pena de muerte era el único castigo apropiado, ya que la difamación del Profeta o del “Islam” es un delito intolerable. Por ello, la Corte ha pedido la inmediata implementación de la medida.
El fallo ha creado un gran revuelo y confusión, especialmente en la comunidad cristiana en Pakistán y, según fuentes de Fides, embarazo en las instituciones públicas y el gobierno del primer ministro Nawaz Sharif, que pertenece a la Liga Musulmana de Pakistán.
En los últimos días, la Comisión “Justicia y Paz” de los Obispos de Pakistán había publicado datos alarmantes sobre el aumento neto de las denuncias y en los casos de blasfemia contra cristianos en Pakistán: cuatro casos de blasfemia contra cristianos han sido registrados en un mes (véase Fides 28/11/2013).
La incidencia, se afirma, es cuatro veces más alta que el promedio mensual registrado en los últimos dos años. Los cargos son a menudo claramente falsos, ya que la blasfemia es utilizada como un “instrumento de venganza” en un pleito privado. Entre los cristianos condenados a muerte por blasfemia, también esta una mujer cristiana, Asia Bibi en la cárcel desde hace más de 4 años. (PA) (Agencia Fides 10/12/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network