http://www.fides.org

Africa

2003-06-26

AFRICA/SOMALIA - EL RECONOCIMIENTO DE LA AGENCIA ONU PARA LOS REFUGIADOS A UNA VOLUNTARIA ITALIANA COMPROMETIDA DESDE HACE 33 AÑOS ENTRE LOS ENFERMOS DE TBC EN EL NORTE DE SOMALIA A “GRITAR EL EVANGELIO CON LA VIDA”

Ginebra (Agencia Fides) – Prestigioso reconocimiento para una voluntaria italiana que desde hace 33 años trabaja en la asistencia a la población somalí afectada por tuberculosis. Ayer, 25 de junio en Ginebra, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas (UNHCR) entregó el Premio Nansen para los Refugiados a la doctora Annalena Tonelli fundadora de un hospital con 200 plazas para enfermos de tuberculosis en Borama en el extremo noroeste de Somalia en la frontera con Etiopia y con Djibouti.
La Agencia Fides contó la heroica acción de la doctora Tonelli hace aproximadamente un año: “Salí para África decida a ‘gritar el Evangelio con la vida’ tras las huellas de Charles de Foucauld” dijo la doctora a la Agencia Fides (ver Fides 25 junio 2002). “No soy médico. Soy licenciada en Derecho aunque tengo algunos certificados y diplomas en medicina. Sin embargo, soy consultora de la Organización Mundial de la Salud en el campo del Control de la Tuberculosis. Soy también pionera del Global Policy lanzado por la OMS en 1993 para el control de la tuberculosis en el mundo llamada DOTS ( Directly Observed Therapy Short Chemotherapy)”.
La Sra. Tonelli describió así los desafíos que debe afrontar cada día: “La tuberculosis es una de las primeras infecciones oportunistas que los enfermos de SIDA contraen en zonas endémicas como Somalia. Los enfermos terminales de SIDA viene a nosotros por estar afectados de tuberculosis. A la vez que curamos la tuberculosis curamos también todas las infecciones que los enfermos contraen a causa de la caída de las defensas del sistema inmunitario”.
El “Premio Nansen para los Refugiados” es conferido cada año a individuos u organizaciones que se distinguen por su trabajo en favor de los refugiados. Fue instituido en 1954 y toma el nombre del noruego Fridtjof Nansen, primer alto funcionario internacional para los refugiados. El premio supone la asignación de una suma de 100.000 dólares para destinar aun proyecto para los refugiados elegido por el vencedor.
“La Sra. Tonelli lleva una vida modesta, come el mismo alimento que ofrece a sus pacientes” afirma el Alto Comisionado Ruud Lubbers al anunciar el pasado mes de abril, el nombramiento de la Sra. Tonelli como vencedora del premio. “Durante los últimos tres decenios y en particular en periodos críticos y de rápidos cambios, como el actual, su tranquila dedicación para ayudar a quien está en dificultad representa la prueba tangible de que las personas pueden todavía distinguir lo esencial”.
. (L.M.) (Agencia Fides 26/6/2003 Líneas:38 Palabras: 464)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network