http://www.fides.org

Dossier

2004-10-02

Los movimientos del 68 cambian el rostro de la sociedad

Cuando en los años 60 los turcos llegaron en gran número como "obreros huéspedes" en Alemania nadie preveía que se habrían quedado durante la mayor parte de su vida activa haciendo incluso venir a sus familias. La llegada de los primeros turcos musulmanes fue vista como la de los italianos o españoles, es decir, como factor económico sin imaginar que un día se podrían crear problemas humanos de integración en la sociedad alemana.
El inicio de los primeros problemas de integración coinciden, en los años 70, en el campo de la educación con los cambios que estaban ocurriendo en la sociedad alemana con el llamado "movimiento del 68" que quería cambiar los principios de la educación y la relación entre los sexos
Muchos cambios se produjeron en la educación en los años 60 y 70. Uno de los más difundidos fue el rechazo de la separación de los sexos en las clases escolares porque hasta los años 60 muchas escuelas en Alemania, desde primaria hasta bachillerato, estaban organizadas de manera tal que los chicos estaban separados de las chicas. En Mannheim, una ciudad de 350.000 habitantes al Norte de Baden-Wurttemberg, existían solamente clases para chicos desde primero año de primaria hasta la inscripción en la universidad. El edificio de la escuela elemental tenía dos puertas diferentes, uno para chicos, otra para chicas, las aulas estaban colocadas en alas diferentes del mismo edificio. Una cerca metálica dividía el patio de la escuela en dos para asegurar que no se produjeran encuentros entre chicos y chicas durante el recreo. Las maestras y los maestros estaban muy ocupados en impedir cualquier contacto entre chicos y chicas, tanto durante la entrada o la salida de escuela, como en el recreo. La misma separación valía para las iglesias en las que se las mujeres y niñas se colocaban a la izquierda mientras que la derecha estaba reservado para los hombres y niños. Solamente para las familias permitían algunos sacerdotes que todos los miembros de un mismo núcleo familiar pudieran permanecer juntos a la derecha. La separación entre niños y niñas era aún más notable para la escuela media y secundaria que - excepto en el único colegio humanístico (con griego y latín) en Mannheim - todos eran en edificios distintos, a gran distancia uno del otro. Pero aun cuando había enseñanza mixta como en el único colegio ya mencionado, los chicos y chicas eran separados al inicio del curso en sitios concretos en la clases y si que había separación para la gimnasia y el deporte. Y habría sido impensable que un profesor enseñara deporte a las chicas o a una profesora a los chicos. Además aunque ya estaban prohibidas las penas corporales en las escuelas, todavía eran frecuentemente practicadas en muchas familias. Este para entender como fue el cambio en los años 60 que acabó con establecer una nueva pedagogía. En los años siguientes todas las escuelas eran ya mixtas y supuso un verdadero choque para las familias musulmanas que vivían en Alemania desde hacia poco y que se opusieron a la modernidad de las escuelas alemanas rechazando también el diálogo sobre principios educativos con referencia a la religión islámica. El mismo recuerdo histórico vale por lo que respecta a la relación entre los dos sexos, las efusiones en público, el modo de vestir...

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network