http://www.fides.org

Asia

2003-06-25

ASIA/IRAK - EN LA POSTGUERRA DE IRAK, EL TRABAJO DE CARITAS Y EL ACNUR A FAVOR DE LA POBLACION EXTENUADA POR AÑOS DE EMBARGO Y CONFLICTOS

Bagdad (Agencia Fides) - Caritas está cada vez mas comprometida en la ayuda a la población iraquí, probada desde hace 13 años por el embargo y la guerra. Uno de los programas más recientes se refiere a la asistencia a 285 familias de refugiados palestinos en el campo de Nadi Haifa en los alrededores de Bagdad. En Irak hay unos 80.000 palestinos que viven en condiciones de vida bastante buenas bajo el precedente régimen. Caritas Irak en colaboración con la Medialuna Roja Palestina y el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) está proveyendo de medicinas para los niños y una aportación para mejorar el abastecimiento de agua potable en el campo.
El Ministerio de Sanidad iraquí ha confiado 7 centros sanitarios a Caritas Irak para volver a ponerlos en funcionamiento: entre ellos se encuentra un centro para ancianos en Al-Ubaydi que alberga a 140 personas y un hospital psiquiátrico en Al-Rashad. Esta estructura sufrió un saqueo durante el cual desaparecieron la mitad de los pacientes. Actualmente en el hospital se encuentran hospitalizados 500 personas.
En el plano de la asistencia alimentaria, Caritas Irak ha enviado 30 toneladas de alimento al “Comité Cristiano de Asistencia” constituido recientemente por la comunidad católica de rito diverso para que los distribuya entre los más necesitados.
Otros de los graves problemas de Irak de después de la guerra es la asistencia a la infancia. Por este motivo, los diversos centros de Caritas han retomado el “Programa para el Bienestar de los Niños” que pone a disposición de las madres un pediatra apoyado por una enfermera y algunos asistentes sociales. Se distribuyen además leche y verduras frescas para completar la alimentación de los niños.
Caritas está también ayudando a la Medialuna Roja para reactivar dos Centros para la Infancia en Kerbala y en Al Diwaniya que fueron saqueados.
Otra organización humanitaria activa en Irak es el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados comprometido en la asistencia y repatriación de los refugiados iraquíes. Entre estos se encuentran 64 familias curdas (479 personas) que han recuperado sus propiedades en los pueblos de Bengawa y Talamater al sur de la provincia de Erbil. Se les han entregado tiendas, utensilios, estufas, depósitos para el agua, linternas y mantas. Los habitantes de los pueblos fueron obligados a abandonar sus propias casas en los años 80 a causa de la política de traslado forzado del régimen de Saddam Hussein que pretendía instalar en el puesto de los curdos a árabes provenientes de otras provincias iraquíes. (LM) (Agencia Fides 25/6/2003 Líneas: 36 Palabras: 441)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network