ASIA/PAKISTAN - Acusaciones de blasfemia en una escuela cristiana; un joven musulmán muere en prisión

lunes, 3 diciembre 2012

Lahore (Agencia Fides) – La polémica ley sobre la blasfemia sigue cobrándose víctimas entre los cristianos y los musulmanes. Una turba de musulmanes ha amenazado y atacado por cargos falsos de blasfemia un colegio cristiano, el “Community Education Centre” de Azad Town, cerca de Lahore (en Punjab), que ofrece gratuitamente educación a niños, en su mayoría musulmanes, de familias pobres y desfavorecidas. Según comunica a la Agencia Fides la Ong “World Vision in Progress”, en la mañana del 1 de diciembre, el Imam de Azad Town anunció desde su mezquita que el personal de la escuela cristiana había arrancado páginas al Corán, información que según dice había recibido en una llamada telefónica anónima. Inmediatamente cientos de militantes islámicos se reunieron fuera de la puerta principal de la escuela y comenzaron a gritar, lanzar objetos contra el edificio, obligando a una empleada a que les entregara las llaves del edificio. El allanamiento y saqueo fueron evitados sólo gracias a la rápida intervención de la policía, que dispersó a la multitud.
Los abogados del equipo de “World Vision in Progress” han denunciado a la policía un acto hostil y un intento de desacreditar a la escuela que, de acuerdo con los padres de los niños musulmanes, “nunca ha tratado de enseñar algo contra el Islam”.
Otro caso ha sido señalado a la Agencia Fides por el abogado cristiano
Mushtaq Gill, líder de la “Legal Evangelical Association Development” (LEAD). El joven musulmán Nadeem, de 22 años, acusado de blasfemia en los últimos días, fue encarcelado por la policía de Nankana Sahab (siempre en Punjab), en base a las acusaciones de otro musulmán. Todavía no se había formalizado una denuncia oficial contra él (First Information Report) y algunos ulemas locales sostenían su inocencia, hablando de “acusaciones falsas”. Ayer, el joven que estaba bajo la custodia de la policía, murió de repente. Según el abogado Mushtaq Gill, que era su abogado defensor, la muerte podría ser el resultado de malos tratos y palizas: “Nadeem – comunica a la Agencia Fides - estaba bien cuando fue detenido. Los agentes de policía han dicho que empezó a vomitar y lo llevaron al hospital, donde se ha constatado la muerte. Pediremos la autopsia”. (PA) (Agencia Fides 3/12/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network