AMERICA/COLOMBIA - Para sobrevivir a los abusos y la violencia muchos niños entran en el mundo de la delincuencia

martes, 18 septiembre 2012

Bogotá (Agencia Fides) – Ser niño en Colombia es una dura realidad. En los primeros cuatro meses del 2012 han muerto 342 por causas violentas, el 60% de los cuales en las principales ciudades del país, en primer lugar la ciudad de Cali. Cada día mueren asesinados 3, más de un millón de ellos trabajan e igualmente alarmante es el número de los reclutados por los grupos armados y de los que son víctimas de la violencia y el maltrato en familia, así como los niños que se convierten en delincuentes y autores de asesinatos. Según un informe de la Agencia de Periodismo Aliado de la Niñez, el Desarrollo Social y la Investigación (Pandi), el año pasado, 1.177 niños, niñas y adolescentes fueron asesinados. Para muchos de ellos, y para los 19.617 que en 2011 sufrieron abusos y agresiones físicas, los autores fueron los padres o parientes más cercanos. Las niñas de entre 10 y 14 años son las principales víctimas, unas 7.304. La gran mayoría de los casos de violencia de esta naturaleza se produce en las ciudades, porque en las zonas rurales, a pesar de que el maltrato infantil es una constante, debido a las dificultades que las autoridades encuentran para acceder y por el miedo, las denuncias son pocas. Otro problema grave que afecta a los pequeños es el reclutamiento por parte de grupos criminales y pandillas armadas.
En un estudio llevado a cabo por el ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) en el transcurso de cuatro años, emerge que alrededor de 18.000 niños con una edad promedio de 12 años han sido enrolados en las guerrillas y bandas criminales mafiosas. El 57% son chicos, el 98% ha declarado que habían sido torturados y obligados a presenciar y cometer atrocidades. La pobreza en las zonas rurales también obliga a muchos niños a trabajar para ayudar a sus familias. A pesar de las campañas del gobierno para limitar el fenómeno, el año pasado se registró un aumento del 39,5%, 1.466 millones de niños trabajadores. Del total reportado, el 23% de los niños entre 5 y 17 años no asisten a la escuela porque están trabajando y más de la mitad del total, el 57%, no recibe ningún tipo de compensación. En un marco tan sombrío no es extraño el aumento del número de pequeños delincuentes. (AP) (18/9/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network