ASIA/TIERRA SANTA - Mayor tutela para los niños con problemas auditivos que sufren serios retrasos en el desarrollo

martes, 11 septiembre 2012

Belén (Agencia Fides) - Más de 275 millones de personas en todo el mundo sufren problemas auditivos ya sean moderados o graves. Entre éstos, el 80% vive en países con un rédito bajo o medio. En el mes de septiembre, cuando la mayoría de los países empiezan la escuela, iniciará la campaña “La salud, un derecho de todos: ¡Actúa!”, promovida por la Ong española católica Manos Unidas, dirigida a los territorios palestinos, concretamente a Belén, Beit Jala y Beit Sahour, donde hay una tasa muy alta de niños y jóvenes con problemas de audición. Si estos niños no reciben los cuidados necesarios, pueden sufrir retrasos en el desarrollo del lenguaje y del aprendizaje, así como una grave falta de atención.
Ya en 1964, cuando el Papa Pablo VI peregrino a Tierra Santa, hizo un llamamiento en favor de todos estos pequeños afectados por esta patología que vivían en las calles de Belén, privados de cuidados y en esa ocasión mostró su deseo de crear un centro educativo dedicado exclusivamente a su rehabilitación. Así nació el Instituto “Ephpheta Pablo VI”, que siete años más tarde, en 1971, comenzó su labor de rehabilitación audio fonética con 24 niños sordos. Actualmente, cada año, el Instituto trabaja con 150 niños sordos, independientemente de sus creencias religiosas. Los estudiantes vienen de diferentes lugares de Palestina como Belén, Beit Jala, Beit Sahour, Ramallah, Hebrón y Jericó. Por desgracia, los niños de Jerusalén y del norte no pueden asistir al instituto debido al muro que rodea casi toda la ciudad de Belén. La mayoría de los estudiantes, excepto 20 niñas internas, regresa a sus casas por la noche. La construcción del muro también ha afectado a la agricultura, que es el principal medio de subsistencia, y en consecuencia al desarrollo económico local. Desde el año 2000, el desempleo y la pobreza han aumentado hasta tal punto que el 60% de las familias palestinas de la zona son pobres. En Palestina, el 3% de la población sufre de problemas de audición. En algunas aldeas remotas, el porcentaje se eleva al 15%, uno de los más altos del mundo. La sordera en esta área se debe principalmente a factores hereditarios. En el país, de hecho, el 40% de los matrimonios son entre parientes. (AP) (11/9/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network