AMERICA/COLOMBIA - “La Casa del Niño” también se abre a 15 niños seropositivos y a sus familias

martes, 28 agosto 2012

Bogotá (Agencia Fides) – Gracias a una iniciativa de un grupo de voluntarios italianos y bolivianos, en 1993, nació en Bogotá “La Casa del Niño”, un centro de acogida que atiende a niños con discapacidad, con otras enfermedades y con VIH, sacándolos de la situación de marginación en que se ven obligados a vivir por la sociedad. Ser un niño y haber contraído el VIH no significa tener que vivir en un hospital o encerrado dentro de la casa, el pequeño puede y debe llevar una vida normal siguiendo el tratamiento adecuado con antirretrovirales: este es el objetivo del centro. Para no separarlos de sus familiares, también se da alojamiento a los padres. En el centro viven 70 familias con 180 niños. La comunidad es consciente del hecho de que entre ellos hay personas que tienen el VIH pero sin saber quienes son, para darles la oportunidad de llevar una vida normal.
Situada en el norte de la ciudad, la casa ofrece un hogar a 15 niños infectados con el VIH, 14 de los cuales viven con sus padres, enfermos ellos también, mientras que otro de ellos está bajo la tutela de los administradores y voluntarios. En el mismo centro trabaja la estructura escolar “Arcoiris de Paz” que sigue, desde el punto de vista educativo, a los niños con VIH y los demás menores que viven en la casa. Los maestros están capacitados para ocuparse de los alumnos con el virus, pero ellos tampoco saben cuales son los niños que están contagiados.
En caso de accidentes o situaciones peligrosas que podrían dar lugar a la transmisión del virus, se aplican normas de bioseguridad para todas las personas, independientemente de si están infectadas o no. En el centro se realiza un control mensual en el que se entregan los medicamento a los padres y el procedimiento para su administración. Cuando los tutores no pueden dar los medicamentos, los administradores del centro los llevan de casa en casa para distribuirlos. Desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde todos los niños de la comunidad asisten a la escuela donde meriendan y desayunan juntos. Por la tarde realizan deportes en los gimnasios disponibles o juegan con sus compañeros. (AP) (28/8/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network