AFRICA/ETIOPIA - Nadie debería morir mientras da la vida: nuevo proyecto de salud pública para reducir la mortalidad materna e infantil

lunes, 7 mayo 2012

Wolisso (Agencia Fides) – Acaba de ser inaugurado en Wolisso, en Etiopía, un nuevo proyecto de salud pública para reducir la mortalidad materna e infantil en 4 países africanos. Financiado por la Cooperación Italiana, y puesto en marcha en enero de 2012 por la organización Médicos con África Cuamm, el servicio ha sido lanzado desde el Health post de Walu Soma, una de las 86 unidades periféricas que trabajan en el territorio de Wolisso, y se ofrece también a las comunidades más alejadas.
La ceremonia de apertura ha continuado en el Hospital St. Luke que, fundado en el año 2000 como regalo de la Conferencia Episcopal italiana a la Iglesia de Etiopía y dirigido y por el Cuamm, realiza más de 74.000 visitas de ambulatorio al año, casi 10.000 hospitalizaciones y 3.000 partos. Se están realizando muchas intervenciones y muchos líderes del sector público y privado sin ánimo de lucro están trabajando para lograr un objetivo común: nadie debe morir mientras da la vida. Un compromiso en un área de más de un millón de habitantes, entre los más pobres del mundo.
“Dar a luz en casa debe ser una opción no una necesidad dolorosa, por falta de dinero o de servicios”, ha dicho el Ministro de Salud de Etiopía, dando las gracias por la gran iniciativa. El Presidente de la Conferencia Episcopal de Etiopía y Eritrea, Su Exc. Mons. Souraphiel Berhaneyesus Dmerew, también ha expresado la necesidad de dar prioridad a las madres, a los niños, a los pobres, así como su gratitud por este nuevo programa, garantizando la mejor cooperación posible entre el Gobierno y la Iglesia. (AP) (7/5/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network