AMERICA/ESTADOS UNIDOS - Proyecto iniciado en 4 países para combatir el trabajo infantil a través de la educación

lunes, 13 febrero 2012

New York (Agencia Fides) – Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) 152 millones de niños entre 5 y 14 años son víctimas del trabajo infantil. La mayoría pertenecen a los grupos sociales más marginados y provienen de familias muy pobres. Además, 67 millones de niños no asisten a la escuela primaria ni al primer ciclo de educación secundaria. En mayo de 2010, los representantes de 97 países participaron en una conferencia sobre el trabajo infantil, celebrada en La Haya, donde se acordó una road map para eliminar las peores formas de explotación infantil antes del año 2016. Un elemento clave de este documento prevé nuevas medidas para mejorar el acceso a la educación gratuita, obligatoria y de calidad para todos los niños. Sin embargo, si la tendencia actual no cambia, la comunidad internacional no alcanzará el Objetivo de Desarrollo del Milenio que prevé la enseñanza primaria universal para el 2015.
En este sentido, el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), de la OIT, ha puesto en marcha un proyecto destinado a abordar esta cuestión mediante la promoción de la educación como instrumento primordial. El objetivo principal es fortalecer los lazos en el ámbito de las políticas entre educación y trabajo infantil, organizando iniciativas para que los niños víctimas del fenómeno o que corren este peligro, tengan más oportunidades de acceder a la educación. Actualmente, el proyecto se pondrá en marcha en cuatro países con diferentes niveles de desarrollo económico y social de varios continentes: Bolivia, Indonesia, Mali y Uganda. Facilitar el acceso a una educación de calidad para todos los niños es el objetivo principal. Enfrentarse a este problema supondrá una mayor asistencia a la escuela y la mejora del acceso a la educación, que sin duda ayudará a prevenir el trabajo infantil. Sin una educación básica mínima, los niños son más vulnerables. El proyecto contará con la cooperación de redes educativas nacionales, colaboradores sociales, organizaciones de la sociedad civil y otros sectores interesados. Se crearán nuevos recursos para facilitar la orientación de las personas involucradas en programas de formación para adolescentes analfabetos. (AP) (13/2/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network