AFRICA/SOMALIA - La tasa de malnutrición aguda infantil entre los desplazados de Mogadiscio supera el 20%.

miércoles, 8 febrero 2012

Mogadiscio (Agencia Fides) – La tasa de mortalidad entre los niños desplazados en la capital somalí, Mogadiscio, se mantiene por encima del umbral del hambre, a pesar del reciente anuncio de las Naciones Unidas sobre el fin de la hambruna en el Cuerno de África destrozada por la guerra. Una excelente cosecha debido a las fuertes lluvias, y la distribución de alimentos por las agencias de ayuda, han mejorado las condiciones en las tres áreas más afectadas. Sin embargo, una nueva ola de hambrunas podría llegar en el mes de mayo, según un informe de las Naciones Unidas
Más de 2,3 millones de personas, aproximadamente un tercio de la población, todavía necesitan ayuda urgente. Entre las personas desplazadas en Mogadiscio la tasa de malnutrición aguda infantil supera el 20%. La tasa de mortalidad entre los niños menores de 5 años en los campamentos de refugiados de Mogadiscio es de 5,46 por 10.000 al día. El estado de hambruna declarado en el país africano el pasado mes de julio, se ha cobrado la vida de decenas de miles de personas en el sur y centro de Somalia, la mayoría de los cuales eran niños menores de 5 años.
Aproximadamente 325 mil jóvenes somalíes todavía están gravemente desnutridos y necesitan urgentemente de curas alimenticias especializadas, sobre todo en las regiones de Juba y Bakool. Los campos de Mogadiscio y Afgoye, el mayor asentamiento de desplazados del mundo, a 30 kilómetros de la capital, representan dos de las tres áreas que acaban de superar el estado de hambruna. (AP) (8/2/2012 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network