ASIA/LAOS - Compromiso de los Servicios Católicos de Ayuda para mantener a los niños lejos de las municiones sin detonar todavía presentes en el país

jueves, 28 julio 2011

Xaibouathong (CNA) - Durante la guerra de Vietnam, Laos, ubicada en la frontera, se había convertido en el país más bombardeado del mundo. No todas las bombas explotaron al impactar y se estima que millones de pequeñas bombas esté sin explotar todavía. Después de 40 años se podría pensar que se convierten en inofensivas, pero no lo son. Muchos niños no saben lo que son las bombas, que recogen y con las que juegan. Otros saben lo que son pero piensan que dejándolas lo suficientemente lejos no son perjudiciales. Los adultos, aunque son conscientes del peligro, manipulan las armas para luego vender el metal y ganar unos pocos centavos. Laos es un país muy pobre y este tipo de "comercio" es una fuente inmediata de ingresos, pero muy peligroso. Aunque gran parte del metal que está enterrado en el campo, es seguro y proviene de bombas ya explotadas, otras podrían no estarlo. En Laos y Vietnam, el Catholic Relief Services, Servicios Católicos de Ayuda, se han comprometido a instruir a la población sobre las bombas y sobre cómo protegerse. Sin embargo, dada la enorme cantidad de municiones todavía existentes en el territorio, los accidentes no disminuyen. Por esta razón, en Laos, donde el llegar a un hospital con un tractor lleva horas, el CRS ofrece los elementos básicos de primeros auxilios en las ciudades más remotas. El objetivo es estabilizar a los heridos para llevarlos a salvo a los hospitales y tratarlos. En un edificio viejo y desvencijado en Xaibouathong, unos 12 habitantes han sido instruidos en primeros auxilios. Ellos comienzan a medicar a los demás, tratando de usar vendas, aprender a separar la extremidad lesionada por la presión sobre la aorta para contener la hemorragia causada por las explosiones. En pocos días, estos estudiantes se convierten a su vez en maestros de otros habitantes del pueblo. La limpieza de minas es un proceso lento y meticuloso, se estima que se necesitarán muchas décadas para eliminar de Laos y Vietnam todas las bombas lanzadas en los años 1960 y 1970. (AP) (Agencia Fides 28/07/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network