http://www.fides.org

Dossier

2004-08-01

NUEVAS ESCLAVITUDES DEL SIGLO XXI - Primera parte: -La tercera actividad ilegal mas lucrativa del mundo -Datos y cifras de la magnitud del problema -Funcionamiento global de la oferta y la demanda: Tablas

LA TERCERA ACTIVIDAD ILEGAL MAS LUCRATIVA DEL MUNDO

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Un mundo contradictorio que por un lado cada vez abroga más por valores como la libertad, igualdad mientras que por otro niega esos valores a miles de personas. El tráfico de seres humanos, y de forma particular de mujeres es por desgracia, un fenómeno que está adquiriendo dimensiones alarmantes, pues es un comercio sumamente lucrativo y con escasos riesgos para sus organizadores, una plaga que se extiende y se generaliza, sobre todo en la última década, en el que operan grandes multinacionales con conexiones en todo el mundo. El pasado día 8 de marzo, día internacional de la mujer, en la Comisión sobre el Estado de la Mujer, celebrado en la sede de las naciones Unidas de Nueva York, del 1 al 12 de marzo, Marilyn Ann Martone, miembro de la delegación de la Santa Sede, en su intervención hizo un fuerte llamamiento contra este fenómeno: “No podemos dejar de condenar la cultura hedonista y comercial tan extendida que impulsa a la explotación sistemática de las chicas y las mujeres. El tráfico de mujeres y niños debe cesar. La contribución de las mujeres en los procesos de toma de decisiones para combatir este tráfico vergonzoso puede ser decisiva, ya que son las primeras víctimas de estos crímenes”
Una forma contemporánea de esclavitud, un auténtico drama que a veces llega a adquirir tintes casi inhumanos como es el caso de una niña tailandesa vendida por sus propios padres y que cuando se entera la madre de la situación de su hija destinada a servir a ocho clientes por día en un burdel de Bangkok (en vez de la ciudad cercana como le habían prometido), llora y se lamenta de haber ganado tan poco con la venta de la hija que ahora está realizando un trabajo tan rentable y tan solo piensa en que debía haber pedido 10.000 baht (159£) en vez de 5.000 bath (79 £).
Es este un comercio que se lleva a cabo en todo el mundo con una impunidad casi absoluta y en muchos casos con sanciones incluso mucho menos severas que las estipuladas para el tráfico de drogas. La total ausencia de medidas contra la prostitución en la mayor parte de los países, ha permitido que crezca incontroladamente. Llegan todos los días, engañadas, desde el Tercer mundo. Mujeres jóvenes, a menudo menores de edad, que huyen de la guerra, miseria o cualquier situación de pobreza para poblar las calles y los burdeles de los llamados países desarrollados. Son la carne de cañón de un negocio sumergido que mueve miles de millones de euros anuales que escapan al fisco y que además suele estar unido al tráfico de drogas y a otras actividades ilegales. La ONU lo define como la tercera actividad ilegal más lucrativa del mundo que genera ganancias cercanas a los 12 billones de dólares al año (las dos primeras son el trafico de armas y de drogas).
En un documento estremecedor de la Unión de Congregaciones de Religiosas Femeninas de la Iglesia Católica en el 2002, se publicó el testimonio de un proxeneta europeo que cínicamente afirmaba: “La mujer da más ganancia que la droga o el armamento. Estos artículos solo se pueden vender una vez, mientras que la mujer se revende hasta que muere de SIDA, queda loca o se mata..” Una “industria” pues que consume física y emocionalmente a sus víctimas.
En ninguna otra condición los Derechos inalienables de la persona humana son tan mancillados como cuando ella se transforma - pura y simplemente- en una mercancía de consumo para el placer de algunos. La mujer queda convertida en capital financiero para las asociaciones criminales, en objeto, instrumento de satisfacción de todo tipo de egoísmo y perversión del cliente, en víctimas privadas de su dignidad con las que se trafica en la clandestinidad. Después de una experiencia así que difícil es reconstruir en estas mujeres una verdadera identidad.
Cuando hablamos de este fenómeno debemos distinguir entre prostitución, como fenómeno social y actividad, prostituta que hace referencia a la persona que cae en la red por una razón u otra y prostituida con referencia a la persona que es obligada e inducida a prostituirse y es a quien nos vamos a referir principalmente.

El nuevo Protocolo de la ONU (2000) para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente de mujeres y niños que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, define en el art. 3 (a) la trata de personas como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.
El fenómeno del tráfico ha sufrido un gran desarrollo sobre todo en las últimas dos décadas. A principios de los años 80, miles de mujeres extranjeras llegaron a Europa en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. Pero debido a sus condiciones de ser ilegales, pobres y vulnerables, pronto cayeron en organizaciones criminales dedicadas a la industria del sexo. En los años 90 el fenómeno ha adquirido enormes proporciones y no ha dejado de aumentar desde entonces y han aumentando también enormemente las mafias y redes dedicadas a este negocio por los grandes beneficios que produce.
Por supuesto que existen distinciones regionales en forma, incidencia y manifestaciones. Las modalidades de tráfico de Africa a Europa difieren de las que se registran dentro de América Latina, el sudeste asiático o el subcontinente indio. Sin embargo, invariablemente, el resultado final es que las mujeres y niñas terminan desesperadamente atrapados en la esclavitud sexual sin muchas posibilidades de escapar de esta situación.


DATOS Y CIFRAS DE LA MAGNITUD DEL PROBLEMA

En las últimas dos décadas la prostitución y el trafico de personas con fines de explotación sexual ha alcanzado magnitudes alarmantes en todo el mundo. Algunas de las cifras nos dan una idea de la importancia del problema. Y eso contando con que es una situación en la que es muy difícil dar cifras exactas y en la mayor parte de los países escasean las estadísticas debido sobre todo a:
-La naturaleza clandestina e ilegal de este tráfico
-La ausencia en muchos países de una legislación contra el trafico de personas
-La renuncia de las víctimas a revelar sus experiencias a las autoridades
-La escasa prioridad que los gobiernos conceden al acopio de datos y la investigación

-Las Naciones Unidas en su informe de Septiembre del 2000 cifra en 4 millones las mujeres que son vendidas cada año con uno de estos tres fines: prostitución, esclavitud o matrimonio; y en 2.000.000 las niñas entre 5 y 15 años que son introducidas en el comercio sexual. Y de estos cuatro millones, alrededor de medio millón son introducidas en Europa occidental anualmente. Unas 200.000 mujeres nepalíes ingresan cada año en la India en el comercio sexual; en los últimos 30 años se calcula que más de 30 millones de asiáticas se han visto atrapadas en estas redes; se calcula que unas 10.000 moldavas, ucranianas y rumanas trabajan en el comercio sexual en Bosnia. Se estima que por lo menos 8000 nigerianas han sido traficadas para la prostitución de calle en Italia. Otras 5000 albanesas, moldavas y ucranianas también han sido traficadas hacia Italia donde se les ha obligado a prostituirse.
En Tailandia, Burma y Camboya, los niños son vendidos a los reclutadores para acabar muy a menudo prostituyéndose en burdeles abiertos para los turistas sexuales internacionales. En Brasil, Venezuela y Colombia los traficantes raptan chicas jóvenes en las calles para los burdeles de los centros mineros de la Amazonia. En los burdeles de Filipinas se han hallado niños entre los 8 y 10 años con quemaduras de cigarrillos en sus cuerpos y mutilaciones sexuales.
Los grupos familiares del crimen son conocidos como la Camorra italiana, las Tríadas chinas, la Mafia rusa y la Yakusa japonesa. La Camorra italiana opera en Italia, España, Alemania, Brasil y otras zonas de Latinoamérica. Se estima que la Mafia rusa está constituida por unos 5000 grupos criminales organizados de los cuales por lo menos 200 tiene enlaces y operan en 30 países diferentes. (Fuente: Guía para el nuevo protocolo de Naciones Unidas sobre trafico de personas)

-La Organización Internacional de Migraciones (OIM) cifra en 700.000 el numero de mujeres que entran todos los años en Europa occidental como consecuencia del tráfico con fines de explotación sexual. Dos tercios de ellas proceden de países de Europa del Este. En Alemania se calcula que el 75% de las prostitutas son extranjeras. En Milán el 80% y así en la mayoría de las ciudades europeas.

• El mayor número de víctimas proceden de Asia, con más de 225.000 al año el sudeste, y más de 150.000 en Asia meridional.
• La antigua Unión Soviética se ha convertido en el mayor de los nuevos proveedores, con un tráfico de más de 100.000 personas al año, para la prostitución y la explotación sexual.
• En el Este de Europa, el tráfico anual afecta a 75.000 personas o, tal vez más.
• En América Latina, entre 200.000 y 500.000 mujeres pasan por el tráfico, anualmente. La mayoría son introducidas en los Estados Unidos y en Europa.
• Probablemente, otras 50.000 mujeres, por año, proceden del continente africano.

Considerando ahora la situación en los distintos continentes según algunos de los datos de que se disponen tenemos las siguientes estadísticas:


ASIA MERIDIONAL
En Bangladesh, un total de 25.000 mujeres salen, anualmente del país.
Según un estudio de marzo, 2001, cada año, entre 10.000 y 15.000 de estas mujeres, son víctimas
del tráfico en la India; otras 4.000 son introducidas en Pakistán, y el resto, en los países de Oriente Medio. De los 74 millones de mujeres de Asia meridional, que se consideran desaparecidas, se sospecha que 20 millones están retenidas en burdeles de la India; un 25% de ellas son menores de 18 años (la India tiene el numero mas importante de trabajadores del sexo menores de edad). Las mujeres del Nepal y de Bangladesh están, sobre todo, en las metrópolis de Bombay, Nueva Delhi y Calcuta.
Se calcula que entre 100.000 y 200.000 mujeres y niñas del Nepal han sido llevadas al centro y al norte de la India, a otros países de Asia meridional y a Oriente Medio. Según los informes conocidos, el tráfico mueve, todos los años, de 5.000 a 7.000 mujeres y niñas del Nepal, y las lleva a la India. Pakistán es uno de los países que recibe un mayor número de las mujeres de Bangladesh, víctimas del tráfico. Se calcula que, sólo en los últimos 10 años, en este país se ha traficado con unas 200.000 mujeres, de edades comprendidas entre los 12 y los 30 años. Los refugiados y solicitantes de asilo político de Afganistán, especialmente las mujeres y los niños, se han convertido en una presa fácil para los traficantes de Pakistán, donde, entre 200 y 400 emigrantes son secuestrados cada mes. ECPAT (Para terminar con la prostitución, la pornografía y el tráfico infantil), calcula que 20.000 niños/as trabajan en la prostitución, en Pakistán.
Sri Lanka es uno de los destinos preferidos para el turismo sexual y está siendo conocido como el ‘paraíso de la pedofilia’. Un total de 10.000 niños/as, entre los 6 y los 14 años, son víctimas del tráfico interno y viven una verdadera esclavitud en los burdeles de Sri Lanka. De las mujeres que han sido sacadas del país, 17.000 trabajan en la prostitución, en Kuwait. Caritas de Sri Lanka señalaba que, aproximadamente 450.000 mujeres han emigrado a los país de Asia occidental, en la mitad de la década de los 90.

SUDESTE DE ASIA
Según los cálculos los traficantes han sacado cerca de 300.000 mujeres de Camboya, para trabajar en los países vecinos de Asia, especialmente en Tailandia, Malasia y Taiwán. En Camboya hay de 50.000 a 55.000 trabajadoras del sexo. De ellas, un 40 son mujeres vietnamitas, y la gran mayoría del resto, mujeres y niñas, que han sido secuestradas en las zonas rurales. El Congreso Mundial contra la explotación sexual de los niños/as, revelaba que cerca de 20.000 menores ejercen la prostitución en Camboya.
El gobierno de la RDP de Laos calcula que más de 15.000 jóvenes de la provincia de Savannakhet, buscan trabajo en Tailandia. Entre 20.000 y 30.000 mujeres y niñas de Myanmar, víctimas del tráfico, están trabajando, sobre todo, en los burdeles de Tailandia. De enero a julio, 2001, más de 92.000 emigrantes ilegales de Birmania, fueron detenidos y deportados.
Los datos recogidos por Gabriella, una asociación no gubernamental filipina, revelan que, aproximadamente 600.000 mujeres ejercen la prostitución en Filipinas. Además, entre 50.000
y 60.000 niños/as trabajan en la prostitución.
Otras informaciones dicen que del 60% al 80% ,o sea, 6 de cada 8 ciudadanos filipinos que trabajan en el extranjero, son mujeres dedicadas al servicio doméstico o al mundo de la diversión y el espectáculo. En los primeros diez meses de 1998, 640.054 filipinos abandonaron su país para trabajar en el extranjero, lo que supone un aumento del 3'5% sobre el año anterior. Muchos están indocumentados y es difícil calcular cuántos son víctimas del tráfico de personas. En Corea del Sur hay 80.000 emigrantes filipinos indocumentados, junto a otros 130.000 en situación legal. En Japón, donde las mujeres filipinas terminan, con frecuencia, trabajando en los locales de diversión, hay 35.200 emigrantes ilegales.
Según UNICEF, en Indonesia hay entre 40.000 y 70.000 niños, especialmente niñas, en poder de las redes de prostitución. El tráfico lleva, también, a las mujeres de Indonesia a diferentes partes del mundo. Entre las cifras que se conocen, figuran 58.000 emigrantes en Hong Kong, y otras 4.600 en Malasia, ejerciendo la prostitución.
Tailandia es un país de origen, de tránsito y de destino. Según la Organización Internacional del Trabajo (ILO), el tráfico de personas introduce entre 200.000 y 300.000 mujeres, al año, en Tailandia; en su mayoría, proceden de Camboya, Myanmar y la RDP de Laos, pero también las hay de otros países. Los informes del gobierno de Tailandia sobre el tráfico revelan que 60.000 niños/as han sido vendidos a la prostitución. Otro informe calcula que, entre 100.000 y 200.000 mujeres tailandesas, están trabajando en burdeles y locales nocturnos de otros países.
En Vietnam, desde 1991, unas 10.400 mujeres han sido vendidas a hombres, en China, como esposas solicitadas por correo (esposas "a la carta"); muchas de ellas han sido obligadas a ejercer la prostitución. La "Coalición contra el Tráfico de Mujeres" en el Pacífico, dice que su número oscila entre 60.000 y 200.000, y que un 6.3% tiene menos de 16 años.

ASIA ORIENTAL
En Japón, el 90% de las 150.000 mujeres que están en la prostitución, han sido captadas por el trafico de personas en otras partes del mundo. En el año 2000, China tomó oficialmente serias medidas contra el tráfico, liberando a 110.000 mujeres y 3.000 niños/as. Pero, todavía hay un número considerable de mujeres, dentro de China, que han sido víctimas del tráfico y vendidas como esposas. Se calcula que, en torno a 50.000 mujeres han sido vendidas para matrimonios impuestos.
Entre las cifras disponibles respecto al tráfico en Corea del Sur, figura un caso muy conocido, di-fundido por la televisión comercial de Kazaj, según el cual, unas 2.000 mujeres del Kazajstán, trabajan en la industria sexual de Corea del Sur. Un informe de abril, 2002, señala que hasta 6.000 mujeres rusas entraron en el país, entre enero y marzo del 2002. En enero, 2000, la policía detuvo y condenó a los miembros de una red local de asesores de empleo y propietarios de bares de Corea del Sur. Ese mismo año, la Organización Internacional para la Emigración (IOM) ayudó a las mujeres peruanas, víctimas del tráfico, que fueron encontradas en Corea del Sur.

ASIA OCCIDENTAL

Los Emiratos Árabes Unidos (UAE) han sido el país de destino para más de 500.000 personas, desde la caída de la Unión Soviética, en 1991; la mayoría de las mujeres proceden de la antigua Unión Soviética.
Entre 2000 y 3000 mujeres son conducidas, cada año, a Israel. Aunque no se conocen las cifras exactas, se supone que, en los últimos 10 años, el tráfico ha introducido en Israel unas 10.000 mujeres y que, todos los días, se realizan en el país, hasta 25.000 transacciones sexuales.

EUROPA DEL ESTE
Los informes del Servicio de Inteligencia y del Servicio de seguridad de Moldavia afirman que, más de 600.000 ciudadanos del país están trabajando ilegalmente fuera de sus fronteras. Entre 70.000 y 80.000 personas de esta población emigrante son mujeres, y muchas están atrapadas en la prostitución; entre 50 y 60 mujeres caen diariamente en manos de los traficantes para la explotación sexual.
En 1999, La Strada, una ONG que trabaja contra el tráfico de mujeres, decía que 420.000 mujeres de Ucrania, han sido vendidas a las redes de la prostitución en la última década. Casi 1.000 jóvenes, salen al mes de cada una de las ciudades de Ucrania, para buscar trabajo en el extranjero. Hay un número creciente de esposas solicitadas por correo ('esposas a la carta'), que se eleva ya a 2.000 al año.
La Strada calcula, también, que de 1.200 a 10.000 mujeres búlgaras trabajan en la prostitución en Polonia, además de otras de diferentes países de Europa del Este y de las antiguas Repúblicas Soviéticas, que han sido introducidas por el tráfico. Es sabido que, en Polonia, unas 15.000 mujeres de las que ejercen la prostitución, son extranjeras. El informe de la Organización de Derechos Humanos dice que 10.000 mujeres búlgaras han sido obligadas a ejercer la prostitución. Un 70% de las mujeres que ejercen la prostitución en Dubai (Emiratos Árabes Unidos), proceden de
Bulgaria. El tráfico introduce anualmente más de 2.000 mujeres lituanas en los países de Europa Occidental.
Se calcula que, en los Balcanes, un total que oscila entre las 175.000 y las 500.000 mujeres jóvenes, han sido obligadas a trabajar en la prostitución.
En los últimos dos años la guardia fronteriza rusa ha interceptado a 5.000 mujeres rusas que trataban de salir del país con documentos falsos. Los principales países a los que se proponían ir eran Turquía, Italia, Alemania, Bulgaria y Finlandia.
En Europa central y los Balcanes, Kosovo, Bosnia y Herzegovina son los principales países de llegada mientras que Albania es ante todo un país de origen. En Albania las victimas son cada vez mas jóvenes y su número va en aumento. En Albania se calcula que en la actualidad hay unas 30.000 mujeres practicado la prostitución en las calles de Europa. En un país cuya población es de apenas 3 millones de personas, esta cifra supone casi un 1% de la población.


EUROPA OCCIDENTAL
Todos los países de Europa Occidental reciben mujeres procedentes del tráfico de personas, procedentes de todo el mundo. Según algunos informes, 120.000 entran, anualmente, en Europa Occidental, sobre todo desde Europa Central, Europa del Este y la Federación Rusa. Solamente de Albania, son 300.000 las mujeres que se encuentran en las calles de Europa.
El mayor número de mujeres que han salido ilegalmente de África, hasta 50.000, proceden de Nigeria. En su mayoría, trabajan en Europa, especialmente en Italia, donde parece que hay 30.000 en la prostitución. Otras mujeres y niñas de África, que el tráfico ha introducido en Europa Occidental, proceden de Ghana, Marruecos, Benin y Túnez.
Según un portavoz de la ONU, unas 75.000 mujeres de Brasil, han sido introducidas ilegalmente en Europa, particularmente en el Reino Unido, a través de Portugal. Sólo en los Países Bajos, son 5.000 las mujeres colombianas a las que se ha obligado a entrar en la prostitución, mientras que, un 50% del total de prostitutas, en las ciudades de Ámsterdam, Rótterdam y Utrecht, proceden de la República de Santo Domingo. En España, son cerca de 300.000 las personas que trabajan en la prostitución, la mayoría de ellas, emigrantes ilegales. En Italia hay de 50 a 70.000 mujeres provenientes de países del Este de Europa o de países en vías de desarrollo obligadas a prostituirse. De estas el 40% son menores entre los 14 y 18 años. Sin embargo el numero mayor de mujeres son las provenientes de África que constituyen mas del 50%.
En Italia existen en la actualidad entre 50.000 y 70.000 jóvenes en las calles ejerciendo la prostitución, en su mayoría africanas. Un 40% de estas mujeres son menores entre los 14 y 18 años.

ÁFRICA

Según la OIM suscita cada vez mas inquietud el aumento del trafico de personas en Africa. Según ciertos informes, unas 500.000 personas al año son víctimas de este tráfico en África. Si la cifra continua así, en 20 años se hablará de 10 millones de mujeres, según se informó en una reunión de la UIGS en mayor del 2001. Como ya se ha dicho, las mujeres nigerianas constituyen el mayor porcentaje.
El Servicio de Inmigración de Ghana (GSI), calculaba que, entre los años 1998 y 2000, el tráfico de personas había sacado del país a unas 3.582 mujeres. En 1999 un total de entre 12.000 y 20.000 mujeres de Etiopía, estaban trabajando en el Líbano en el servicio doméstico, en condiciones sumamente abusivas.
Las cifras del gobierno de los EE.UU. muestran que, en los últimos años, 14.000 mujeres y niños de Sudán fueron sacados ilegalmente del sur del país e introducidos en el norte y el oeste.
En bastantes partes de África, el tráfico de niños/as se ha convertido, desde hace unos años, en un problema generalizado. De hecho, UNICEF calcula que más de 200.000 niños/as han sido captados por las redes de contrabando internacional en África Central y Occidental. Se sabe que, en Angola, existen 10.000 "niños/as de la calle", y que un gran número de ellos están en la prostitución. Un estudio realizado por el gobierno de Zambia, en el año 2000, afirma que un total de niños/as, que puede llegar a 563.000, y cuyas edades varían entre los 5 y los 17 años, participan en algún tipo de trabajo doméstico o en la prostitución dentro del país.
Refiriéndose a los cientos de menores secuestrados en Uganda y Sudán por el llamado "Ejército de Resistencia del Señor', Mary Robinson, la antigua presidenta del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, dijo que, un gran porcentaje de los 6.000 que han desaparecido, eran obligados a servir a los rebeldes como soldados, porteadores y objetos sexuales.
En Guinea Ecuatorial, un número de niños/as, que puede llegar a 18.000, de edades comprendidas entre los 10 y los 14 años, han sido secuestrados y sacados ilegalmente de Benin, Burkina Faso, Ghana, Malí, Mauritania, Nigeria y Togo. En Ghana, según algunos informes, puede haber hasta 49.000 niños/as, de 10 a 14 años de edad, que son económicamente productivos.


AMÉRICA LATINA
Algunos especialistas aseguran que, todos los años, el tráfico saca de América Latina a un número de mujeres que oscila entre 200.000 y 500.000, para introducirlas en EE.UU y Europa.
La República Dominicana tiene cerca de 50.000 mujeres trabajando en la prostitución, para satisfacer las demandas de millón y medio de turistas sexuales, que, anualmente, visitan el país. Los datos de la Organización Internacional para la Emigración (IOM), subrayan que unos 70.000 mujeres dominicanas están trabajando en la industria del sexo fuera de su patria. Muchas de ellas han sido obligadas a prostituirse por las mafias del tráfico de emigrantes. Estos traficantes abordan a las mujeres haciéndoles falsas promesas de un puesto de trabajo para, después, introducirlas clandestinamente en naciones como España, los Países Bajos, Italia, Alemania, Suiza y Argentina, así como en los países del Caribe.
En Brasil hay, por lo menos, 100.000 niños/as, que viven y trabajan en las calles y que, con frecuencia, se encuentran sometidos a toda clase de abusos y explotación sexuales. El tráfico se realiza, también, enviando niñas de las zonas urbanas marginales a las explotaciones mineras, en la regiones de las minas del Amazonas, donde los hombres, que trabajan y viven solos allí, las explotan sexualmente. En Méjico, cerca de 100 niñas y adolescentes caen, mensualmente, en manos de las redes de prostitución infantil, que son mafias o sindicatos del crimen organizado y se calcula que unas 3000 mujeres mexicanas ejercen la prostitución en Japón luego de ser reclutadas por una red de traficantes de ese país.
Aproximadamente, 10 mujeres de Colombia caen diariamente en este tráfico y son sacadas del país mujeres de forma clandestina cada diez días; actualmente, hay unas 500.000 mujeres y niños/as fuera del país, víctimas de la explotación sexual y del trabajo. A medida que se agravan los conflictos internos, aumenta el número de mujeres y niños/as más vulnerables, que se convierten en una presa fácil para el tráfico, ya que necesitan abandonar su país en busca de mejores condiciones de vida.
La organización Panamericana de la Salud en un informe publicado sobre el “Tráfico de mujeres y niños para su explotación sexual en las Américas” señala que al menos 35.000 mujeres colombianas (Interpol), 50.000 de la Republica Dominicana (CIA) y 75.000 de Brasil trabajan en la industria del sexo, principalmente en Europa
El Organismo privado de apoyo a menores Casa Alianza, indica que, en Costa Rica, sólo en la ciudad de San José, hay 3.000 niñas y mujeres en la prostitución. Esto se explica ya que se trata de uno de los países elegidos para el turismo sexual; todos los años llegan miles de turistas, especialmente, norteamericanos.
En Venezuela, hay más de 40.000 niños/ as que trabajan en la prostitución. Unos 24.000 menores han sido trasladados, ilegalmente, de Bolivia al norte de Chile, Argentina y Brasil.
Solamente en Quito (Ecuador) alrededor de dos mil niñas entre los 11 y 16 años ofrecen diariamente sus cuerpos al mejor postor.

ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ

Estados Unidos es uno de los países que el trafico ha elegido como destino de mujeres y niños del mundo exterior con vistas a la explotación sexual y por tanto es un problema que está creciendo considerablemente. La Agencia Central de Inteligencia (CÍA) calcula que, cada año, entre 50.000 y 100.000 mujeres son introducidas ilegalmente en el país. En la última década, un total de 750.000 mujeres entraron así en Estados Unidos. Los cálculos de UNICEF revelan que el número de menores, que trabajan en la prostitución en el país, puede estar entre 90.000 y 300.000.
Anualmente, unas 16.000 personas entran clandestinamente en Canadá. Sin embargo, es difícil saber cuántas son obligadas a ejercer la prostitución.

(Fuente: ONU, Organización Internacional de Migrantes (OIM) y Kit formativo del grupo de Trabajo sobre el Trafico de Mujeres y Niños y la Comisión Justicia y Paz de las Congregaciones Religiosas Internacionales femeninas y masculinas (UISG/USG)

FUNCIONAMIENTO GLOBAL DE LA OFERTA Y LA DEMANDA

Las siguientes páginas analizan el movimiento de mujeres y niños/as con los que se trafica, que tiene lugar en los diversos países, para la explotación sexual. Los bandas o redes de traficantes actúan sobre las mujeres y niños/as más vulnerables, y en los países más pobres. De esta manera consiguen satisfacer las demandas de los 'clientes', en los países de destino.
Las rutas de este mercado han sido variadas desde los países del llamado Tercer Mundo a occidente pero también de países mas pobres a los menos pobres. Según un estudio del Centro de Estudios, Referencia y acciones de la Niñez y Adolescencia, (Cecria), una ONG con sede en Brasilia, vinculado a la Universidad de ese estado, en el país sudamericano hay mas de 200 rutas de tráfico de personas, principalmente de niñas y mujeres jóvenes.
Existen lo que podríamos llamar dos modalidades de este negocio: el “trafico interno” en el que las mujeres son trasladadas de una zona a otra dentro de su propio país y el “tráfico externo” en el que son trasladadas a otro país. Actualmente se habla de países de origen, de transito y de recepción. En muchas ocasiones a lo largo del recorrido se van realizando diversas paradas por los distintos países porque una de las características de este comercio es precisamente el traslado continuo de las víctimas.

Ver tablas en archivo adjunto

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network