OCEANIA/AUSTRALIA - Mujeres y Desarrollo: el 70% de los pobres del mundo son mujeres

jueves, 9 junio 2011

Sydney (Agencia Fides) - Según algunas estadísticas recientes, las mujeres representan el 70% de los pobres de todo el mundo. Están en desventaja en muchos aspectos que las exponen al riesgo de pobreza y hambre, debido a la discriminación sistemática que sufren en casi todos los sectores: educación, trabajo, salud, control de las actividades, participación en la sociedad. El estado de pobreza a menudo las somete a graves riesgos de violencia, en particular en los conflictos donde muy a menudo son las víctimas principales. Caritas Australia ha reiterado la necesidad urgente de cambio para proteger a esta categoría, apoyando a los Objetivos de Desarrollo del Milenio 3, que reconocen que el crecimiento y el desarrollo sostenibles sólo pueden realizarse cuando todos los hombres, mujeres, niñas y niños, tengan la plena participación en las cuestiones que afectan sus vidas.
Cuando las mujeres tienen el poder económico, el beneficio recae en toda la comunidad. Los estudios demuestran que las mujeres emplean su dinero para los gastos del hogar relacionados con la salud y el bienestar de todos los miembros del hogar, para los alimentos, las medicinas y la educación. Además, cuanto mayor es el nivel de educación de la mujer, mayor es la salud materno-infantil y la misma tasa de supervivencia infantil. En algunas zonas del mundo las mujeres realizan más del 70% del trabajo agrícola y producen más del 90% de los alimentos. El World Bank ha calculado que sólo en África subsahariana, la producción de alimentos podría aumentar un 20% simplemente mejorando el acceso de las mujeres a la maquinaria agrícola, a los fertilizantes y a la variedad de semillas.
Caritas Australia promueve la salud y el bienestar de las mujeres, hombres, niños y niñas a través de programas integrados en todas las regiones en las que trabaja. La organización trabaja con hombres y mujeres para mejorar la participación económica y social de las mujeres y las niñas en sus comunidades. También está comprometida con la erradicación de algunas de las causas más profundas que generan la pobreza, como la violencia y los abusos de los derechos humanos que marginan a las mujeres y niñas e impiden su participación plena en la vida de la comunidad.
En Laos, por ejemplo, donde es muy baja la tasa de alfabetización de las mujeres en comparación con la de los hombres, así como las oportunidades de trabajo, las familias en las que hay una figura femenina se consideran particularmente vulnerables a la pobreza y la violencia. Caritas Australia interviene en el país mediante el apoyo al Partner local y la promoción de oportunidades de empleo para las mujeres más marginadas, ofreciéndoles la oportunidad de enviar a sus hijos a la escuela. A través de este programa se reduce en gran medida la vulnerabilidad a la violencia y a la explotación de muchas jóvenes.
En la República Democrática del Congo, donde, por desgracia, la violencia generalizada contra las mujeres es muy generalizada, Caritas Australia trabaja en colaboración con la Caritas local, Caritas Goma, para brindar atención médica y asesoramiento a las víctimas de violaciones. En Samoa, a través del proyecto Women’s Empowerment and Rehabilitation Caritas Goma apoya a las mujeres mediante la formación de comités locales para la práctica de la costura, la artesanía y otras actividades que les permitan obtener ingresos. De esta manera, las mujeres mejoran el estado de salud, nutrición y educación de su familia. (AP) (9/6/2011 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network