AFRICA/MOZAMBIQUE - Casas destruidas, cementerios y carreteras cubiertas por las inundaciones: se temen eventuales problemas de salud

jueves, 10 febrero 2011

Chimoio (Agencia Fides) – Cinco de los 23 distritos de la provincia de Manica, en Mozambique central, se han visto seriamente afectados por las fuertes lluvias. Según las últimas informaciones recogidas por la Agencia Fides resultan destruidas unas 80 viviendas, además la mitad de las calles de la ciudad han sido dañadas o son intransitables por culpa de las inundaciones. La mayoría de las casas destruidas estaban construidas en zonas húmedas y áreas verdes, más vulnerables durante la temporada de lluvias. En los últimos meses se han registrado precipitaciones superiores al promedio en todo el sur de África, desde Angola a Madagascar, causando daños por un valor de miles de millones de dólares y cientos de muertes. Ya hay al menos nueve muertes confirmadas este año debido a los acontecimientos desastrosos como las inundaciones y los relámpagos.
La temporada de lluvias en Mozambique comienza en octubre y termina en marzo. En el año 2000, debido a inundaciones de gran escala, principalmente en las provincias centrales, perdieron la vida más de 700 personas y fueron destruidas extensas zonas agrícolas, dejando al país ante una grave inseguridad alimenticia. Este año, las cifras iniciales publicadas por el gobierno hablan de alrededor de 1,3 millones de personas que podrían verse afectadas por las inundaciones. Las altas aguas también ha inundado un cementerio en Mudzingaze, un barrio pobre en las afueras de Chimoio, aumentando las preocupaciones acerca de posibles riesgos para la salud en el país. De hecho, la población se abastece de agua potable en los pozos tradicionales, que pueden estar contaminados. En Chimoio y sus alrededores hay al menos 11 lugares de entierro tradicional, algunos en zonas sujetas a inundaciones. (AP) (10/2/2011 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network