http://www.fides.org

Africa

2003-06-17

AFRICA/ETIOPIA Y ERITREA - MIENTRAS AUMENTA LA TENSION, LA COLABORACION ES LA UNICA VIA PARA SUPERAR DEFINITIVAMENTE LA LOGICA DE GUERRA QUE TODAVIA DIVIDE A ETIOPIA Y ERITREA

Addis Abeba (Agencia Fides) – Mientras las Naciones Unidas están iniciando un proceso de demarcación de las líneas fronterizas entre Etiopia y Eritrea, aumenta la tensión entre los dos países. Las fuentes locales de la Agencia Fides que desean el anonimato, refieren que “por el momento no se puede excluir una retoma de las hostilidades aunque no de forma inmediata. Lo que más preocupa es que no se ve todavía una clara voluntad por parte de los dos Gobiernos de iniciar un diálogo y una confrontación directa para superar las últimas divergencias”. Una de las señales de tensión se puede leer en las heridas provocadas a cinco voluntarias (médicos y enfermeras) pertenecientes a ONGs italianas en la noche del sábado 14 de junio en la zona desmilitarizada que es objeto de la disputa entre los dos países. Las voluntarias se habían perdido mientras se dirigían a una convento que alberga a muchos chicos en la frontera con Etiopia. Acampadas en las zona desmilitarizada fueron asaltadas por un grupo de milicianos que después, al darse cuenta del error las auxiliaron.
Desde 1998 al 2000 Etiopia y Eritrea se enfrentan en una sangrienta guerra por la disputa de una frontera. El conflicto, que ha provocado de 50.000 a 200.000 mil muertos (no existen datos precisos) concluyó con el tratado de Algeria el 12 de diciembre del 2000 que previó un árbitro internacional para establecer las líneas fronterizas entre los dos países. Etiopia, sin embargo, estaba insatisfecha por la atribución del poblado de Bademme a Eritrea. “Bademmen ha sido la causa de la guerra” dicen las fuentes de la Agencia Fides , “la entrega de Bademmen a Eritrea ha sido vista por Etiopia como una atribución de la responsabilidad de la guerra a Addis Abeba”. Los etíopes de hecho, se preguntan: ¿si antes de la guerra el poblado era gobernado por nosotros porque darlo ahora a Eritrea? Es como si Eritrea hubiese emprendido la guerra para liberar su territorio ocupado ilegítimamente. Los etíopes sostiene que este territorio forma parte desde siempre de su país.
“Es quina difícil para un europeo comprender porque dos países tan pobres puedan combatir por un territorio desértico sin valor. En la base del conflicto hay sin embargo motivaciones de política interna: la necesidad para los líderes de ambos países de consolidar el propio poder por medio de un nacionalismo exasperado y una guerra absurda” dicen las fuentes de la Agencia Fides. “Al inicio la nueva líder etiope y eritrea que subió al poder en los primeros años del 90 hizo esperar una superación de las viejas lógicas de poder. Y en efecto, durante un breve periodo los dos países colaboraron mientras que tanto en Etiopia como en Eritrea parecía que el desarrollo económico era la prioridad de los dos gobierno. Pero después se ha puesto el acelerador sobre el plano del nacionalismo y de la guerra. Ahora en Asmara y Addis Abeba no se habla directamente sino solo por medio de los organismos internacionales encargados de verificar el armisticio. Los dos piases tienen por el contrario necesidad de iniciar una sincera colaboración para afrontar juntos los problemas comunes, en particular la carestía y el desarrollo económico”.
En los últimos años la grave sequía que afecto al Cuerno de África provocó una grave carestía en la región donde cerca de 14 millones de personas están en peligro. “La comunidad internacional está haciendo mucho para superar la emergencia. Las ayudas están llegando de Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y Canadá. Pero una vez superada la emergencia es necesario iniciar una política dirigida a superar las crisis alimentarias que cíclicamente afectan a la región y esto solo se puede hacer por medio de la colaboración entre todos los Estados que la componen ayudados por la comunidad internacional” afirman las fuentes de la Agencia Fides.
Existe por último el problema del terrorismo: según los países occidentales la región y en particular Somalia se está convirtiendo en un refugio para terroristas ligados al Al Qaida. Estados Unidos y otros países occidentales han desplegado unidades militares en la zona en particular en Gibuti, donde además de tropas francesas hay cerca de 800 militares americanos. “El problema de infiltraciones de extremistas islámicos es real” dicen la fuentes de Fides “ y es otro problema para afrontar mediante la colaboración entre los gobiernos , en le respeto de las culturas y de las exigencias de las poblaciones locales. El terrorismo no puede hacer pasar a un segundo plano el problemas del desarrollo del área , verdadera atención contra extremismos y nacionalismos de todo genero” (L.M.) (Agencia Fides 17/6/2003 Líneas: 57 Palabras: 783)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network