ASIA/IRAQ - Aumentar las medidas de protección, especialmente para las comunidades religiosas y étnicas

martes, 21 diciembre 2010

Roma (Agencia Fides) – Los cristianos de Mosul están cada vez más en el blanco de hombres armados que, según cuanto informa la prensa en Irak, en noviembre han asesinado al menos a cinco personas. Las noticias de secuestros y asesinatos de cristianos en Mosul han seguido sucediendo incluso en diciembre. Decenas de familias cristianas han huido de Bagdad, Mosul y Bassora, y han encontrado refugio en Kurdistán iraquí. Son varios los recientes testimonios de cristianos iraquíes que han huido a Siria, y que una organización cristiana, el Comité de la Iglesias para los Refugiados iraquíes en al-Hassake ha evidenciado. El documento, publicado por el Fondo Barnabas, otra organización no gubernamental cristiana, afirma que los cristianos de la ciudad de Mosul “viven encerrados en casa". Se ven obligados a tomar largos periodos de ausencia del trabajo debido a los riesgos a los que se enfrentan, tanto en Mosul como en otras ciudades. Las Universidades y escuelas están casi totalmente desprovistas de los estudiantes cristianos. Según cuanto ha informado la prensa, en vista de la Navidad, las autoridades iraquíes han comenzado a construir muros de hormigón para proteger las iglesias en Bagdad y Mosul y se han establecido estrictos controles a la entrada. Los servicios religiosos se han reducido por temor a los atentados.
“Construir muros alrededor de las iglesias es una señal de que el gobierno ha fallado en el garantizar una seguridad real", ha declarado Malcolm Smart, director del Programa Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional. La ola de ataques contra los cristianos en Mosul desde la invasión de Irak en 2003 ha reducido considerablemente la población de la comunidad, que entonces contaba con más de 100.000 personas
Entre mediados de 2004 y finales de 2009, se han registrado cerca de 65 ataques contra iglesias cristianas en Irak. "Condenamos enérgicamente estos ataques contra la población civil iraquí y pedimos al gobierno que incremente las medidas de protección, en particular para las comunidades más vulnerables, religiosas y étnicas", se lee en el apelo de Amnistía Internacional enviada a la Agencia Fides. Los atentados han aumentado desde el 31 de octubre de 2010, cuando un grupo armado tomó como rehenes a 100 personas en una Iglesia siro-católica, asesinando a 40, mientras las fuerzas de seguridad trataban de liberarlos. (AP) (21/12/2010 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network