http://www.fides.org

Especial

2010-10-21

Las Obras Misioneras Pontificias sostienen la vida de las jóvenes Iglesias, la formación de seminaristas y sacerdotes, las iniciativas de ayuda a los niños, la animación misionera de todo el pueblo de Dios.

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – Las colectas de la Jornada Misionera Mundial, las ofertas y las colaboraciones de bienhechores individuales, junto a las contribuciones derivadas de las iniciativas particulares de animación misionera, son enviadas por los Directores Nacionales de las Obras Misioneras Pontificias de las individuales naciones a los Secretariados generales y constituyen un Fondo común, el Fondo Universal de Solidaridad. Durante la Asamblea General Anual de las Obras Misioneras Pontificias, habitualmente en el mes de mayo, todos los Directores nacionales, bajo la guía del Presidente y de los Secretarios generales de las cuatro Obras Pontificias, toman en consideración las miles de peticiones de ayuda que llegan de todo el mundo a las secretarias internacionales para la construcción de iglesias, capillas o locales para la pastoral, para el sustento y la formación de seminaristas y de catequistas, para iniciativas de educación y promoción dirigidas a la infancia. La Asamblea e base a la disponibilidad económica y a criterios de equidad y justicia, decide la asignación de las ayudas. Por desgracia el Fondo Universal de Solidaridad nunca es tan grande como para consentir una respuesta positiva a todas las peticiones.

Obra Pontificia de la Propagación de la Fe

A la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe, (POPF) llegan cada año millares de proyectos de todo el mundo misionero con solicitudes de ayudas que se refieren principalmente al mantenimiento y la formación de los catequistas, la construcción y la manutención de iglesias, capillas y conventos, la actividad de las organizaciones diocesanas, las ayudas por el trabajo pastoral de congregaciones religiosas… La asamblea General 2010 de las Obras Misioneras Pontificias, tomando en examen las peticiones que llegan, ha asignado las siguientes ayudas:
ÁFRICA - ayudas ordinarias 17.236.000 $; catequistas 7.169.900 $; medios de comunicación (Signis) 859.500 $; ayudas extraordinarias 24.228.000 $.
AMÉRICA - ayudas ordinarias 2.020.000 $; catequistas 659.000 $; medios de comunicación (Signis) 195.000 $; ayudas extraordinarias 1.032.400 $.
ASIA - ayudas ordinarias 10.774.500 $; catequistas 4.071.800 $; medios de comunicación (Signis) 732.000 $; ayudas extraordinarias 10.182.900 $.
EUROPA - ayudas ordinarias 1.184.200 $; catequistas 16.000 $; ayudas extraordinarias 143.000 $. OCEANÍA - ayudas ordinarias 1.478.000 $; catequistas 406.000 $; medios de comunicación (Signis) 334.000 $; ayudas extraordinarias 595.500 $.

Obra Pontificia de San Pedro Apóstol

La Obra Pontificia de S. Pedro apóstol ha subvencionado en total 837 seminarios, entre los dependientes de la Congregación para la evangelización de los Pueblos y los no dependientes 461 seminarios menores y 376 seminarios mayores.
El número de los seminaristas sostenidos por la Obra es de 77.715, así subdivididos: 51.592 seminaristas menores y 26.123 seminaristas mayores.
La Obra, tomando en examen las peticiones que le han llegado, ha concedido ayudas así repartidas: a los Seminarios menores: 6.427.490 $; a los Seminarios mayores y propedéuticos: 15.913.601 $. Para las ayudas extraordinarias ha destinado 6.504.005,98 $. La Obra ha concedilo además 836.760 $ a los novicios y 1.432.990 $ a las novicias que están en tierras de misión.

Obra Pontificia de la Infancia Misionera

La Obra Pontificia de la Santa Infancia o Infancia Misionera tiene como punto principal el papel que los «pequeños» tienen de frente al anuncio del Reino. Las solicitudes de ayuda conciernen a la realización de programas de instrucción religiosa, asistencia alimenticia y médico-sanitaria, suministro de vestidos y material escolar, decoraciones de las aulas de catequesis y de centros para la infancia, adquisición de medicamentos, sustentación de niños pobres, protección de la vida… La Asamblea General de las Obras Misioneras Pontificias 2010, tomando en examen las peticiones que le han llegado, ha asignado ayudas por un total de 18.015.600,70 $ (3.696.000 $ de ayudas ordinarias y 14.206.100 $ de ayudas extraordinarias).
El reparto de las ayudas por continente es la siguiente: ÁFRICA 10.782.300 $; AMÉRICA 933.100 $; Asia 5.820.800 $; Europa 118.900 $; OCEANÍA 247.000 $. A éstos se deben añadir 113.500,70 $ de ayudas a las Direcciones nacionales.
Con respecto a los proyectos aprobados: 462 conciernen a la pastoral de la infancia, 45 la animación y la formación misionera, 96 a la educación pre-escolástica, a la educación escolar, 254 a la formación cristiana, 779 a la protección de la vida.

Pontificia Unión Misional

Pontificia Unión Misional fue definida por Pablo Paolo VI como “el alma de las otras Obras Misionales Pontificias”. Sus objetivos son: promover la conciencia misionera entre los seminaristas, los sacerdotes y los religiosos.; Alentar a todos los Animadores del Pueblo de Dios para la Misión, difundiendo y promoviendo las otras Obras Pontificas para poner a toda la Iglesia «en estado de misión»; favorecer la unión de los Cristianos. (SL) (Agencia Fides 21/10/2010)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network