http://www.fides.org

America

2010-08-05

AMERICA/PANAMÁ - Carta Pastoral de los Obispos sobre la situación de inseguridad y violencia que vive el país.

Ciudad de Panamá (Agencia Fides) - La Conferencia Episcopal de Panamá (CEP) ha denunciado la grave situación de inseguridad y violencia en la que vive el país, y ha instado a todos a contribuir a la fundación de una cultura de paz y de fortalecimiento de la democracia.
La denuncia ha sido realizada por Mons. José Luis Lacunza Maestrojuan, O.A.R, Obispo de la Diócesis de David y Presidente de la CEP, durante la presentación de una carta pastoral, en la que los Obispos hacen un diagnóstico de la situación social y ofrecen algunas recomendaciones al Gobierno para abordar los problemas del país.
El prelado ha dicho que el documento contiene las bases del diálogo nacional, que fue convocado por el gobierno del presidente Ricardo Martinelli después del rechazo popular a la Ley 30, que modifica seis leyes, incluidas las relativas al medio ambiente, en asuntos laborales y de seguridad pública.
Mons. Lacunza se ha lamentado de los disturbios del pasado mes de julio entre los trabajadores y los agentes de la policía nacional en la provincia de Bocas del Toro, en la frontera con Costa Rica. Estos incidentes han causado muertos y heridos y graves daños a la economía local ( Ver Fides 13/7/2010).
La publicación de la Carta Pastoral coincidió con la visita del Vice Alto Comisario de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Kyung-wha Kang, al Vice Presidente y Ministro de Asuntos Exteriores panameño, Juan Carlos Varela, para conocer la situación humanitaria en Panamá.
Kang también se reunió durante su visita con otras autoridades nacionales como los miembros de la Corte Suprema, los miembros de la Asamblea Nacional, el Defensor del Pueblo y las organizaciones de la sociedad civil para discutir las cuestiones relativas a los derechos humanos. Antes de que Kang se marche se ha previsto la instalación de una “mesa del diálogo” sobre los tres artículos que se refieren al derecho al trabajo incluidos en la Ley 30, que han desencadenado las protestas de Bocas del Toro. Esta “mesa del diálogo” también está integrada por representantes de la Iglesia Católica que ha jugado un papel importante en la paz y la reanudación del diálogo. (CE) (Agencia Fides 5/8/2010)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network