http://www.fides.org

Europa

2003-06-09

EUROPA/CROACIA - EL PAPA: “LA IGLESIA DE CRISTO SIEMPRE RECOGIDA EN EL CENÁCULO PARA REZAR, ESTÁ, AL MISMO TIEMPO, BAJO EL VIENTO PODEROSO DEL ESPÍRITU, SIEMPRE EN CAMINO PARA ANUNCIAR”.

Rijeka (Agencia Fides) – El domingo 8 de junio, el Santo Padre Juan Pablo II se acercó al “Delta” de Rijeka, plaza de la ciudad que toma el nombre del delta del río Rifecina, donde presidió la Concelebración de la Santa Misa en la Solemnidad de Pentecostés. ““la Iglesia de Cristo está siempre, por así decirlo, en estado de Pentecostés – dijo el Papa en la homilía - Siempre recogida en el Cenáculo para rezar, está, al mismo tiempo, bajo el viento poderoso del Espíritu, siempre en camino para anunciar. La Iglesia se mantiene perennemente joven, viva, una, santa, católica y apostólica, porque el Espíritu continuamente desciende sobre ella para recordar todo lo que el Señor le ha dicho y para guiarla a la verdad plena”.
El Santo Padre se centró después sobre la identidad de la familia cristianan, elegido como lema de esta visita pastoral: “Al mirar a María y José, que presentan al Niño en el Templo o que van en peregrinación a Jerusalén, los padres cristianos puede reconocerse mientras participan con sus hijos en la Eucaristía dominical o se recogen en oración en sus casas” dijo el Santo Padre subrayando la importancia del “respeto de la sacralidad del día festivo que permite a los miembros de la familia acercarse para rendir juntos el culto debido a Dios”. El Papa pidió después a la familia “una atención privilegiada y medidas concretas que favorezcan y garanticen su constitución, desarrollo y estabilidad” y exhortó a las familias cristianas a proponer ante todo con el testimonio de sus vidas “el auténtico proyecto de Dios sobre la familia como comunidad de vida formada sobre el matrimonio, esto es, la unión estable y fiel de un hombre y de una mujer, ligados entre sí por un vínculo públicamente manifestado y reconocido”.
Concluyendo su homilía Juan Pablo II exhortó a los cristianos a ser “el pueblo de la esperanza” para responder así a la “sociedad contemporánea, dramáticamente fragmentada y dividida y precisamente por esto, desesperadamente insatisfecha”. “El deseo de Cristo – afirmó el Papa- es que todos sean uno en El, para que en todos reine la plenitud de su alegría. Este deseo El lo expresa también hoy, para la iglesia que somos nosotros”. (S.L.) (Agencia Fides 9/6/2003 Líneas: 30 Palabras: 416)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network