http://www.fides.org

Asia

2004-05-15

ASIA/CHINA - Los funerales de Mons. Francesco Saverio Guo Zhengji: fieles de la comunidad clandestina y de la comunidad oficial unidos en el saludo al intrépido testigo de la fe

Bameng (Agencia Fides) - Mons. Francesco Saverio Guo Zhengji, Obispo de Bameng (China continental) en la Mongolia Interna, murió el 3 de mayo por complicaciones pulmonares. Los funerales del anciano Prelado se celebraron en la Iglesia de Sanshenggong, en el condado de Dengkou a 812 Km al oeste de Pekín, donde Mons. Francesco Saverio residía desde 1985.
Los fieles de la comunidad clandestina participaron en el rito fúnebre a pesar de las estrictas medidas de seguridad de la policía. Este ha sido un signo más de la “pasión por la unidad” que anima a la Iglesia en China. Es un signo de esperanza y de colaboración entre las dos comunidades. Los fieles de la comunidad clandestina han querido mostrar su respeto al Obispo y unirse a sus hermanos de la comunidad oficial, reafirmando su convicción de que las dos comunidades son una sola familia. Los católicos clandestinos, aun bajo la amenaza de ser arrestados, participaron en los funerales poniendo en peligro sus personas. Mons. MaZhongu, el único Obispo perteneciente a la tribu mongola no participó en los funerales del hermano difunto por motivos de salud.
La diócesis de Bameng cuenta en la actualidad con 21 sacerdotes, 30 religiosas y 30.000 fieles.
Mons. Francesco Saverio Guo Zhengji, murió cinco días después de haber ingresado en el hospital de Yinchuan, donde estaba en tratamiento desde principios de marzo. Sus problemas pulmonares se producían todos los años con el cambio de estación, desde 1999 en que fue hospitalizado por primera vez.
Más de mil católicos, una treintena de sacerdotes y 40 religiosas participaron en los ritos fúnebres. Concelebraron la Santa Misa Mons. Giovanni Lui Jingshan, Obispo de Ningxia y compañero de clase del difunto en los años del seminario, Mons. Giovanni Lui Shigong, Obispo de Wumeng, su alumno y Mons. Francesco Tong Hui, Obispo de Yan’an de la provincia vecina de Shaanxi. En el rito estaban presentes decenas de representantes de los grupos étnicos y autoridades civiles.
Mons. Francesco Saverio Guo Zhengji, nació en una familia católica en Dengkou en abril de 1913. Entró en el seminario diocesano en 1929 y fue ordenado para la diócesis de Ningxia en 1942. Se licenció en la Universidad católica FU JWEN de Pekín, enseñó durante seis años en el seminario, antes de convertirse en procurador de la diócesis.
Mons. Guo Zhengji, fue arrestado en 1958 y estuvo en prisión en Tangshan, en la provincia de Hebei, hasta 1978, obligado a realizar trabajos forzados en el campo y en las salinas de la zona. En 1979 retomó el ministerio sacerdotal y en 1990 fue nombrado Obispo de la diócesis de Bamneg un territorio en la parte noreste de Mongolia Interna, desmembrado de la diócesis de Ningxia.
Mons. Guo Zhengji, hablaba correctamente el latín, francés e inglés. Le gustaba escribir y expresar sus opiniones con gran franqueza. En 1997 durante una visita a Europa, describió en Bélgica a la Iglesia de China como una iglesia que se está recuperando desde 1980 en continuo desarrollo, una iglesia floreciente, con nuevos bautizados y muchas vocaciones.
Un deseo que el Prelado acarició hasta los últimos días de su existencia, fue el de ver reabierta su Universidad, Alma Mater, la FU JEN de Pekín y abrazar de nuevo a sus antiguos compañeros de estudio, entre los cuales recordaba a dos hermanos Obispos, que todavía vivían, Mons. Zhao Ziping, Arzobispo de Jinan en Shandong y Mons. Paul Cheng Shi-guang Obispo emérito de la diócesis de Tainan en Taiwán. (Agencia Fides 15/5/2004 Líneas: 46 Palabras: 604)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network