http://www.fides.org

Africa

2003-06-06

AFRICA/REPUBLICA CENTROAFRICANA - EL RECONOCIMIENTO DEL PRESIDENTE BOZIZE POR PARTE DE LOS PAISES VECINOS ABRE LAS PUERTAS AL ENVIO DE AYUDAS INTERNACIONALES Y A LA NORMALIZACION DEL PAIS

Bangui (Agencia Fides) – El reconocimiento de François Bozizé como Presidente de la República Centroafricana por parte de los países vecinos que componen la Unión Económica Monetaria de África Central (CEMAC) “es un paso más hacia la normalización del país” dice un misionero contactado por la Agencia Fides en Centroáfrica. “Después de meses de crisis política y militar, el país tiene una necesidad vital de ayudas y financiación por parte de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional que solo pueden ser concedidos a un gobierno legítimamente reconocido. La decisión de la CEMAC es pues importante así como el compromiso de Bozizé de realizar elecciones libres en un tiempo razonable. Ahora los problemas más urgentes son la reconstrucción de las infraestructuras destrozadas por la guerra, el pago de los estipendios de los trabajadores estatales y la lucha contra el vandalismo que reina en el país”.
En la declaración de un encuentro en Gabón, que concluyó el pasado 3 de junio, los miembros del CEMAC (Camerún, Chad, Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón y República Centroafricana) afirman: “Los jefes de Estado han decidido reconocer oficialmente las nuevas autoridades de la República Centroafricana”. Bozizé por su parte, se ha comprometido a tener elecciones en enero del 2005.
El pasado 15 de marzo, Bozizé subió al poder en Centroáfrica después de haber derrocado al Presidente Ange-Félix Patassé, poniendo fin a un conflicto que había estallado en octubre del 2002.
“Sobre el problema del vandalismo” dice el misionero a la Agencia Fides “el gobierno ha mostrado querer afrontar seriamente el problema .En las últimas semanas, en efecto, se ha notado en la capital una clara mejoría en el orden público, pero quedan todavía grandes dificultades en el campo, donde dominan bandas de saqueadores dispuestos a todo. En el norte, la frontera con el Chad no está controlada, por lo que del país vecino se infiltran bandidos que saquean los poblados centroafricanos”.
A pesar de las dificultades, los misioneros están retomando su trabajo incluso en las misiones más expuestas, como confirma la fuente de la Agencia Fides: “La Iglesia en cuanto tal no ha sufrido persecuciones pero muchas misiones han sido saqueadas durante o después de la guerra. Ahora hace falta reparar lo que ha sido destruido. Las carreteras son inseguras pero esto no impide que los misioneros continúen su labor aunque muchos no tienen ya el automóvil, instrumento indispensable para moverse en parroquias con extensiones territoriales de centenares de Km2”. (L.M.) (Agencia Fides 6/6/2003 Líneas: 36 Palabras: 421)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network