http://www.fides.org

Africa

2003-06-03

AFRICA/UGANDA - “EL EJEMPLO Y LA INTERCESION DE LOS MARTIRES OBTENGA PARA LOS FIELES DE UGANDA Y DE TODO AFRICA EL GRAN DON DE LA FE Y DE LA PAZ”: EL CARDENAL SEPE EN EL SANTUARIO DE LOS MARTIRES UGANDESES EN NAMUGONGO

Kampala (Agencia Fides) - “Los mártires de Uganda siguieron a Cristo como discípulos y como apóstoles. En cuanto discípulos modelaron sus vidas según las palabras de Cristo; como apóstoles ofrecieron el don de la conversión a los otros convirtiéndose en misioneros entre su misma gente... Por medio de ellos el Evangelio, que era extraño y ajeno, se ha hecho ‘africano’”. Prosiguiendo con su visita pastoral en Uganda, el Card. Crescencio Sepe, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha presidido hoy martes, 3 de junio, una Concelebración Eucarística en el Santuario de los Mártires Ugandeses de Namugongo, en la periferia de Kampala. “En la suerte de Carlos Luanga y Matia Mulumba y sus compañeros mártires, así como en el caso de Daudi Okelo y Jildo Irwa (jóvenes catequistas mártires en Paimol, beatificados el pasado 20 de octubre) se actualiza la sentencia de Tertuliano que escribió en los primeros años de la Iglesia perseguida: la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos. De hecho, después de la persecución, Uganda ha conocido un florecimiento del Cristianismo como quizá ningún otro país de África”.
El Cardenal Sepe subrayó a los miles de peregrinos que desde el alba se habían acercado al santuario, que recordar a los mártires significa “aprender de ellos a vivir como auténticos cristianos y verdaderos africanos” por esto, ellos representan “ejemplos luminosos” bajo diversos aspectos. Son ejemplos de fe y de coherencia en cuanto que “aún siendo muy jóvenes comprendieron la vocación cristiana hasta el fondo y vivieron los valores de la fe con determinación. Para ellos Jesucristo no era una realidad que podía ser elegida hoy y abandona al día siguiente – dijo el Prefecto del Dicasterio Misionero – Estos hijos de África son un ejemplo y un desafío para cuantos hoy no tienen la fuerza y el coraje de permanecer fieles y se alejan de la comunidad cristiana dejándose llevar por nuevas doctrinas , traicionan la fe, abandonan la Iglesia y viven como si fuesen enemigos del pueblo cristiano”.
Son también ejemplos de celo apostólico, porque comprendieron que “no basta recibir el gran don de la fe, sino que es necesario transmitirlo con una vida coherente y con la palabra convincente”; ejemplos de responsabilidad en cuanto que “su testimonio nos recuerda que todos los cristianos deben asumir su parte de responsabilidad en su comunidad”; por último, son ejemplo de perdón y reconciliación: “Con su ejemplo heroico de sufrir la violencia en vez de realizarla, llaman la atención de Uganda, sufriente y devastada por las divisiones étnicas y políticas, hacia la única vía que se debe recorrer para alcanzar una sólida unidad y una paz duradera: ejercitar el perdón, la reconciliación, buscar la justicia y la verdad”.
El Card. Sepe exhortó al termino de la homilía a “no renunciar al compromiso por la paz”. “La paz es un don tan grande que no deberíamos nunca cansarnos de pedirlo con la oración asidua y confiada... Como Jesús, Carlos Luanga y sus compañeros Daudi Okelo y Jildo Irwa nos piden que no temamos y perseveremos. Su ejemplo y su intercesión en el cielo obtenga para los fieles de Uganda y de toda África la gracia de la perseverancia , la fuerza y la generosidad en la fe”.
(S.L.) (Agencia Fides 3/6/2003 Líneas: 42 Palabras: 580)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network