http://www.fides.org

Asia

2003-06-03

ASIA/PAKISTAN - PREOCUPACION ENTRE LOS CRISTIANOS DESPUES DE LA APROBACIÓN DE LA SHARIA EN LA PROVINCIA DEL NOROESTE, DONDE HABIA AMISTAD Y DIALOGO CON LOS MUSULMANES

Islamabad (Agencia Fides) – Hay amargura y preocupación en la comunidad cristiana en Pakistán después de la aprobación de la sharia en la Provincia Fronteriza con el noroeste en la frontera con Afganistán. El Padre Jacob Dogra, Vicario de la diócesis de Aslamabad-Rawalpindi que abraza el territorio de la Provincia ha declarado a la Agencia Fides: “Estamos en las manos de Dios. Estamos preocupados, no pensábamos que esta medida fuese a ser aprobada por la Asamblea legislativa. En la provincia hay algunos líderes religiosos islámicos integristas que juegan con las pasiones de la gente. Ahora debemos esperar hasta ver que supone la aplicación de esta ley para la comunidad cristiana”.
Sobre una población de cerca de 35 millones de personas, la diócesis de Islamabad-Rawalpindi cuenta con cerca de 250.000 católicos, muy comprometidos en el sector de la educación y de la asistencia, dirigiendo escuelas primarias y secundarias, institutos de formación profesional y hospitales. “La situación de los cristianos en la provincia -explica el P. Dogra – es generalmente tranquila. Quitando algunos episodios esporádicos de violencia sufridos en el pasado, los cristianos desarrollan regularmente su trabajo junto a los musulmanes. Hay amistad y un buen diálogo, pero algunos grupos extremistas intentan hostigar el odio religioso. Esperemos que no lo consigan y trabajamos por ello. Ciertamente la aprobación de esta ley es una señal preocupante. Esperamos la reacción de la gente común. Pero ponemos todo en manos de Dios”.
Ayer, 2 de junio, la ley islámica fue aprobada por unanimidad en la Asamblea provincial de la Provincia de Frontera en el noroeste impuesta por el Muttahida Majlis-e-Amal (MNA), coalición de seis partidos islámicos en el poder desde octubre del 2002, acusado por grupos defensores de los derechos humanos de inspirarse en el redimen de los talibanes. El Primer Ministro de la Provincia, Akram Durrani ha anunciado: “No habrá puesto en nuestra provincia para quien no observe la sharia” que prevé como pena la amputación de un miembro por el robo o la lapidación por el adulterio y establece la enseñanza obligatoria del religión musulmana en la escuela.
Las primeras reacciones contrarias a la medida se han producido en al sociedad civil y en grupos de musulmanes moderados: como protesta, 24 alcaldes de la Provincia en su mayoría musulmanes, ha presentado su dimisión, según ha anunciado el alcalde de Peshawar, Azam Afridi. Grupos y organizaciones de defensa de los derechos civiles temen sobre todo por los derechos de la mujer. Pervez Rafiq, del All Pakistan Minorities Alliance, que reúne a representantes cristianos, hindúes y sikh, ha condenado la medida afirmando que “la religión no debe interferir en la vida política”.
Algunas organizaciones están estudiando un recurso a la Corte Federal, sosteniendo que el sharia es contraria a la Constitución de Pakistán, que el fundador de la patria Ali Jinnah la diseñó en 1947 como Estado laico, garante de las minorías religiosas. Las minorías religiosas en Pakistán recuerdan que en 1999 realizaron con éxito una campaña contra el Shariat Bill, impidiendo que fuese aprobado por el Parlamento Federal una enmienda a la Constitución que habría sometido a la nación a la ley coránica.
En Pakistán viven cerca de 3 millones de cristianos (1,2 millones de católicos) sobre una población de 140 milloneas de habitantes en el 96% musulmanes.
(PA) (Agencia Fides 3/6/2003 Líneas: 45 Palabras: 567)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network