http://www.fides.org

Asia

2004-04-16

ASIA/VIETNAM - Huyen los montagnard de Vietnam pero la oficina del Alto Comisionario ONU para los Refugiados en Camboya que los acoge, ha tenido que cerrar

Ho Chi Minh City (Agencia Fides) - Muchos montagnard, cristianos indígenas habitantes de los altiplanos de Vietnam, están huyendo a la vecina Camboya, después de la ola de represión sufrida durante los días de las fiestas pascuales. Pero, debido a las peticiones de las autoridades camboyanas, el Alto Comisionario de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ha tenido que cerrar su oficina en la provincia nor-oriental de Ratanakiri, en Camboya. La suerte y las condiciones de vida de los montagnard se hace cada vez más difícil.
Según ha informado la organización humanitaria Human Rights Watch (HRW), en una concentración pacífica de oración organizado el 10 de abril en Buon Ma Thuot, capital de la provincia de Daklak, unos 150.000 montagnard se manifestaron de forma pacifica, contra la represión religiosa del gobierno y la continua confiscación de sus tierras. Las autoridades vietnamitas interrumpieron la reunión y hubo muchos heridos, muertos y arrestos.
El área ha sido cerrada a todos los extranjeros, los vuelos aéreos cancelados, las principales carreteras bloqueadas. Muchos de los participantes, han buscado esconderse en la selva o encontrar asilo en la vecina Camboya, en la capital Phnom Penh, donde existe un refugio para ellos bajo protección de las Naciones Unidas.
Ahora su acogida se ha hecho más difícil, después de las medidas de las autoridades camboyanas. La presencia del ACNUR en la provincia se estableció en los primeros meses del 2001, para asistir a centenares de montagnard que llegaban de los vecinos altiplanos centrales de Vietnam. En pocos meses llegaron cerca de 900 unidades.
Dada la continua llegada de refugiados, el ACNUR decidió mantener abierta una oficina en la provincia de Ratanakri. La oficina fue acusada de trabajar secretamente en las zonas fronterizas para “hacer entrar” a los montagnard desde Vietnam, acusación rápidamente desmentida por ACNUR. Mientras tanto los montagnard que piden la asistencia de las Naciones Unidas son enviados a la oficina de la capital camboyana Phnom Penh. El Alto Comisionario de las Naciones Unidas para los Refugiados precisa que ha actuado siempre en el respeto de los acuerdos de cooperación estipulados con Camboya, dentro del propio mandato, según los principios de la Convención de 1951 sobre refugiados, de la que Camboya es país firmante. “El trabajo realizado por el ACNUR en Camboya - se afirma en un comunicado - se ha caracterizado siempre por la transparencia y el espíritu de cooperación y así continuara siéndolo”.
Gran parte de los indígenas montagnard son cristianos protestantes. Desde hace años, estos sufren la expropiación de tierras y persecución religiosa. El gobierno vietnamita no reconoce sus derechos, sobre todo porque los considera “enemigos del estado”. De hecho, durante la guerra de Vietnam, los montagnard estuvieron de parte de Estados Unidos.
En la intervención en la 60 sesión de la Comisión ONU sobre Derechos Humanos, en Ginebra, un representante del pueblo montagnard, Kok Ksor dijo que “desde hace unos treinta años, el gobierno esta obligando a los indígenas a abandonar sus tierras ancestrales, violando sus derechos fundamentales, reduciéndolos a un estado de extrema pobreza ignorando las recomendaciones de las Naciones Unidas”. (PA) (Agencia Fides 16/4/2004 Líneas: 41 Palabras: 533)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network