http://www.fides.org

Asia

2003-06-02

ASIA/INDONESIA - ALARMA EN ACEH POR LA CRISIS HUMANITARIA Y LA VIOLENCIA CONTRA LA POBLACION CIVIL - LLAMAMIENTO DE LOS LIDERES RELIGIOSOS PARA EL FIN DE LAS HOSTILIDADES

Yakarta (Agencia Fides) – “La violencia generalizada atemoriza a los civiles. La situación parece peor que en Timor Este. El ataque es programado y nadie puede pararlo. Muchos civiles han muerto, escuelas quemadas, miles de personas huyen de sus casas”.Con estas palabras comenta con preocupación a la Agencia Fides una fuente de la iglesia indonesia, que prefiere mantenerse en el anonimato, la situación en Aceh (Norte de Sumatra), en la tercera semana de guerra entre el ejercito regular y los rebeldes del Free Aceh Movement (GAM). “Intelectuales, trabajadores de los derechos humanos, líderes religiosos – continúa la fuente de Fides – habían advertido que en caso de ataque sería la población civil la que sufriría las consecuencias. Hoy, desgraciadamente, se está verificando esto: las estructuras humanitarias del lugar, inadecuadas en medios y dimensiones, no consiguen controlar el hurto y el gobierno ha prohibido que otras entidades humanitarias entren en Aceh”.
A dos semanas del inicio de la guerra (19 de mayo) hay en el extremo norte de Sumatra 40.000 militares indonesios para combatir contra cerca de 5000 guerrilleros del GAM. Para las operaciones militares el gobierno ha destinado 143 millones de dólares USA, afirmando que el ataque “se está llevando a cabo con éxito”.
Mientras se recrudecen los combates, la Cruz Roja Indonesia ha denunciado el empeoramiento de la situación humanitaria y la falta de alimento y medicinas para la población civil. Según las estimaciones oficiales los evacuados internos, transferidos o huidos a causa de los enfrentamientos, son ya unos 23.000 y la población que vive en zona de guerra supera el millón y medio de personas.
En Aceh preocupa también la situación de unos 40.000 estudiantes sin escuela porque se han quemado unos 400 edificios escolares, precisamente en los días en que debían realizar los exámenes finales del año escolar y los rebeldes y el ejercito se acusan mutuamente de la responsabilidad de este sucesos.
Sidney Jones, director del International Crisis Group, centro de estudios de política internacional con sede en Bruselas, ha criticado fuertemente la decisión del gobierno de no consentir que otras organizaciones humanitarias puedan acercarse a Aceh para asistir a la población civil,
Como continúan llegando noticias de violaciones de los derechos humanos y de linchamientos realizados por el ejercito indonesio, la Comisión Nacional Indonesia para los Derechos Humanos ha decidido enviar observadores a Aceh para realizar investigaciones, mientras en Yakarta, la sede de la organización para los derechos humanos “Kontras”, que se ha declarado contraria al conflicto, ha sido saqueada por grupos de fanáticos.
Mientras tanto, el “National Moral Movement”, Forum de líderes religiosos indonesios, ha difundido un comunicado en el que pide el fin de la violencia en Aceh y la búsqueda de una solución pacífica para la región mártir del Norte de Sumatra. Los líderes religiosos, que el pasado mes de marzo fueron recibidos en el Vaticano por Juan Pablo II, recuerdan que “la población de Aceh ama a la patria madre y pide al gobierno justicia y prosperidad”. El llamamiento ha sido firmado, entre otros, por el Cardenal Julius Daarmatmadja, Arzobispo de Yakarta como representante católico en el Forum; Hasyim Musadi, presidente del Nahdlatul Ulama, la mayor organización musulmana de Indonesia; A. A. Yewangoe, Pastor Protestante, Nurcholish Madjid, intelectual musulmán.
El texto recuerda que “la cuestión de Aceh afecta a todos los indonesios” porque “el colapso de la paz está amenazando la unidad de la República de Indonesia”. Los líderes censuran el hecho de que “la gente de Aceh, parte del pueblo indonesio, deba todavía derramar sangre para obtener la libertad, a causa de las injusticias de su mismo país”. “Creemos que Indonesia debe resolver la cuestión de Aceh sin utilizar medios violentos. Todos deben colaborar para que prevalezca la paz y la unidad”. “Pensamos que la secesión no es una solución validad para Aceh” concluye el comunicado, “pero esperamos un esfuerzo del gobierno que tenga en cuenta la legítima petición de justicia dado que desde hace 25 años la población civil de Aceh sufre a causa de la guerra”
(PA) (Agencia Fides 2/6/2003 Líneas: 56 Palabras: 691)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network