http://www.fides.org

Especial

2004-04-06

Los estragos del colonialismo en Africa

Roma (Agencia Fides) - El colonialismo europeo en Africa es responsable de acciones de genocidio, ignoradas por la mayoría de la gente. El ejemplo más famosos es el del Libre Estado del Congo (la actual Republica Democrática del Congo), un dominio privado del Rey Leopoldo II de Bélgica. En este inmenso territorio, rico entonces como ahora de grandes recursos , toda la población fue reducida a la esclavitud y obligada, con métodos inhumanos, a producir riquezas para enviar a Europa. Se calcula que al menos 10 millones de personas perdieron la vida entre 1885 (año de reconocimiento internacional del Libre Estado del Congo) a 1908, cuando el Congo, se convierte en colonia de Bélgica. La cifra de 10 millones de muertos es un calculo prudente, algunas fuentes hablan de 20 millones de muertos.
Ya entonces, diversas personalidades de la cultura y la política, denunciaron los métodos brutales usados en la posesión privada de Leopoldo II, entre ellos recordamos a los escritores Mark Twain y Joseph Conrad. Un funcionario belga, denunció que desembarcaban en los puertos belgas, procedentes del Congo, diamantes, oro y otras riquezas, mientras que desde Bélgica solo se enviaban al Congo látigos, fusiles y municiones.
Otro genocida africano, durante mucho tiempo olvidado por la historia, es el de las poblaciones Herero de Namibia, por parte de Alemania, Namibia, vasto territorio de África suroeste, que se asoma al Océano Atlántico, era en ese momento colonia alemana. Entre 1904 y 1915, unos 80.000 Herero fueron masacrados por las tropas dirigidas por el general Lothar von Trotha. El método empleado era particularmente cruel. Las tribus Herero, eran empujadas al desierto Omaheke donde habían sido envenenados todos los pozos. Los solados tenían la orden de matar a quien intentase huir del desierto, fuese hombre, mujer o niño.
Estos son sólo dos ejemplos de como la “Europa civil” ha realizado genocidios en tierras africanas y demuestran como el racismo, exportado del extranjero, se insinuó después en la misma historia europea, dando vida a la inmensa tragedia de la Shoah, con mas de 6 millones de muertos.
El colonialismo europeo es responsable también de la trata de esclavos, de África a las Américas No hay datos precisos sobre cuantas personas fueron arrancadas de su tierra a la fuerza y conducidas con cadenas hacia el “Nuevo Mundo”. Según algunas fuentes, en tres siglos, de 1550 a 1850, unos 100 millones de africanos fueron reducidos a la esclavitud; estimaciones más prudentes reducen este numero a 20-30 millones. Se calcula además que sólo el 30% de los esclavos llegaron a su destino.
Esclavos para reemplazar a otras poblaciones antes exterminadas, los habitantes originales de las Américas. Por poner un ejemplo, en 4 siglos, en los territorios que comprenden los actuales Estados Unidos y Canadá, la población local pasó de 10 millones a cerca de 237.000, en su mayoría reducidas en “reservas” preparadas. Otro genocidio del colonialismo europeo, realizado en medio de la indiferencia general. Solo la Iglesia alzó la voz contra este crimen. Los Jesuitas y Dominicos, además fundaron estados en los que los nativos podían refugiarse y vivir como hombres libres. Es la historia narrada por la película “La Misión”. Desgraciadamente el colonialismo no podía tolerar que una “anomalía” tal sobreviviese. Los estados libres, fundados con espíritu evangélico por los misioneros, fueron destrozados. (LM) (Agencia Fides 6/4/2004 Líneas: 41 Palabras:552)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network