http://www.fides.org

Asia

2003-05-28

ASIA/INDIA - “EL CRISTIANO NO CONVIERTE SINO QUE HABLA DE DIOS Y DIOS CONVIERTE LOS CORAZONES” EXPLICAN LOS OBISPOS CUANDO SE CUENTAN EN INDIA UNOS 500 EPISODIOS DE VIOLENCIA ANTICRISTIANA EN LOS ULTIMOS AÑOS

Nueva Delhi (Agencia Fides) - Son mas de 500 los ataques o episodios de violencia contra el personal o estructuras católicas en los últimos años. La comunidad cristiana en India continúa siendo perseguida, victima de una nacionalismo ideológico fundamentalista. Diversos grupos extremistas predican y practican la ideología violenta del Hindutva que reivindica “un pueblo, una nación, una cultura” en perjuicio de las minorías étnicas y religiosas. Ellos afirman que los cristianos convierten a las personas aprovechándose de los servicios sociales, mientras que la comunidad católica y las otras minorías religiosas lamentan la escasa atención y protección por parte del gobierno. El gobierno reconoce “el derecho constitucional de los cristianos a rezar” y el hecho de que “muchos cristianos realizan un trabajo loable”, dirigiendo más de 17.000 escuelas y colegios en el país, desarrollando una importante labor educativa en todo el pueblo indio y trabajando con los 250 millones de personas que en India sufren malnutrición y el 40% de la población que se encuentra en el umbral de la pobreza.
Mientras tanto algunos Estados de India como Gujarat y Tami Nadu han aprobado un Documento sobre la Libertad de Religión. Según la ley, un individuo que quiera cambiar de religión deberá pedir autorización previa a la autoridad judicial, lo que ha suscitado un viva protesta por parte de la Conferencia Episcopal de la India. “Esta ley – ha dicho Mons. Stanislaus Fernández, Arzobispo de Gandhinagar en el Estado de Gujarat - viola los derechos humanos fundamentales y los derechos constitucionales, la libertad de conciencia y la libertad de religión”. “La comunidad cristiana – subrayó el Arzobispo - no ha creado nunca tensiones sociales, antes bien, siempre ha difundido un mensaje de fraternidad, equidad y armonía, trabajando por el desarrollo de la población de todas las comunidades. Las conversiones forzadas son totalmente repudiadas en nuestras Iglesias”.
Explicando las razones de la protesta, Mons. Fernández ha dicho: “Nosotros creemos que la conversión es una gracia de Dios que no puede ser sometida a la decisión de un gobierno civil. Pedir permiso a la autoridad civil para una conversión religiosa significa abdicar de la responsabilidad personal de todo individuo por la salvación de su alma. Todo hombre debe responder a la voz de su conciencia y no a reglas temporales”.
La comunidad cristiana señala que, a pesar de las acusaciones de conversiones realizadas con engaño, el perfil demográfico de los cristianos desmiente tales acusaciones. Los cristianos, aun cuado están presentes en India desde hace dos mil años, constituyen el 2,34% de la población, y su número no ha crecido. Si las acusaciones de conversiones en masa utilizando métodos fraudulentos fuesen verdad – señalan las fuentes locales – su número debería al menos, haberse duplicado.
Los líderes cristianos recuerdan que la palabra griega metànoia, que la Biblia usa para indicar la conversión, no se refiere al cambio de religión o nacionalidad. Significa sencillamente el “paso de la maldad al bien”.El Arzobispo de Delhi, Mons. Vicent Concessao ha dicho: “Convertir a alguien es una contradicción en si mismo. Sólo Dios puede tocar el corazón del hombre y hacer que nazca la fe. Nosotros solo podemos compartir la Buena Nueva que hemos recibido”. La Madre Teresa ha sido un ejemplo de esta gran servicio de anunciar y compartir el Amor de Dios.
(PA) (Agencia Fides 28/5/2003 Líneas: 45 Palabras: 575)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network