http://www.fides.org

Vaticano

2003-12-12

VATICANO - EL PAPA A LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS: “ES INDISPENSABLE QUE LA EUROPA ACTUAL SALVAGUARDE SU PATRIMONIO DE VALORES Y RECONOZCA QUE EL CRISTIANISMO HA SIDO SOBRE TODO LA FUERZA CAPAZ DE PROMOVERLOS, CONCILIARLOS Y CONSOLIDARLOS”.

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – “No temas, yo vengo en tu ayuda” (Is 41,13). La promesa de Dios, que resuena en el Profeta, tiene su plena actuación en el nacimiento de Jesús en Belén.¡En El Dios se ha hecho uno de nosotros! He aquí porque no debemos temer. El tiempo del Adviento que estamos viviendo nos lleva a la esperanza” Con estas palabras inició el Santo Padre Juan Pablo II su homilía durante la Celebración Eucarística para los Estudiantes Universitarios de los Ateneos Romanos como preparación a la Navidad, que tuvo lugar en la tarde del jueves 11 de diciembre en la Basílica Vaticana.
“Os animo a que vuestro período de formación sea sostenido siempre por la búsqueda de Dios- prosiguió el Santo Padre. No os detengáis ante las dudas y las dificultades. Dios, asegura el profeta, os tiene “asidos por las diestra” (Is 41,13), está junto a vosotros. Su consoladora compañía os hará más conscientes de la misión a la que habéis sido llamados en el ámbito universitario”.
Recordando después el Convenio de los Delegados Nacionales de la Pastoral Universitaria promovido por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) que ha tenido lugar en Roma del 9 al 11 de diciembre, el Santo Padre señaló la importancia del proceso de integración europea y exhortó a los jóvenes con estas palabras: “También vosotros, que formáis parte del mundo universitario, tenéis que ofrecer vuestra contribución en este proceso. Para la unidad de Europa son muy importantes las estructuras sociales, políticas y económicas, pero no se pueden descuidar en absoluto los aspectos humanistas y espirituales. Es indispensable que la Europa de hoy salvaguarde su patrimonio de valores y reconozca que el cristianismo ha sido sobre todo la fuerza capaz de promoverlos, conciliarlos y consolidarlos. La Navidad, constituye la ocasión privilegiada para subrayar uno de los valores cristianos más sentidos. Con el nacimiento de Jesús, en la sencillez y en la pobreza de Belén, Dios ha vuelto a otorgar dignidad a la existencia de cada ser humano; ha ofrecido a todos la posibilidad de participar en su misma vida divina. ¡Que este don inconmensurable encuentre siempre corazones dispuestos a recibirlo!”.
(SL) (Agencia Fides 12/12/2003 Líneas: 33 Palabras: 406)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network