http://www.fides.org

Africa

2003-05-20

AFRICA/COSTA DE MARFIL - “COSA NUESTRA Y MAFIA LOS NOMBRES DE COMBATE DE LOS JOVENES”... EN LA DECLARACION DE UN MISIONERO QUE CRITICA TAMBIEN EL COMPORTAMIENTO DE FRANCIA EN ESTA TRAGEDIA

Abidján (Agencia Fides) – “La paz verdadera no ha llegado todavía” dice un misionero contactado por la Agencia Fides en Costa de Marfil, que desde septiembre pasado es presa de una feroz guerra civil. “A pesar de las formación del gobierno de unidad nacional con la participación de representantes de todos los partidos y de los movimientos rebeldes, no se consigue salir de la espiral de violencia” continua el misionero “no solo no se ha resuelto el problema del nombramiento de los Ministros de Defensa y Seguridad sino que todos, gobernadores y rebeldes, continúan predicando el odio en vez de buscar vías de paz”.
Comienzan a aparecer además, divisiones en el campo de los rebeldes: “el principal grupo de guerrilla marfileño, el Movimiento de Costa de Marfil (MPCI) está dividido” dice la fuente de la Agencia Fides “por una parte está el comandante Koonaté y por otra, los otros jefes que buscan matarlo. En las zonas controladas por el MPCI hay tiroteos continuos entre las dos facciones. La presencia de mercenarios liberianos a sueldo tanto de los gobernantes como de la guerrilla aumenta la confusión porque con frecuencia, estos mercenarios son indisciplinados y tan solo piensan en robar a la población civil”.
Sobre la responsabilidad internacional, dice el misionero: “Ciertamente, Francia tiene la responsabilidad de lo que está sucediendo aquí. El presidente Gbagbo era un protegido del socialista Jospin. Cuando este perdió las elecciones presidenciales, despareció la protección francesa en los enfrentamientos del presidente marfileño y de improviso estalló la guerra civil. Gbagbo además abrió el país, Costa de Marfil, a inversiones asiáticas (China, India) dañando los intereses de la industria francesa en el país y creando así nuevos motivos de roces con París”.
El misionero añade “Costa de Marfil está perdiendo toda una generación de jóvenes en este guerra absurda. Es triste ver a estos jóvenes convertirse en presas de la cultura de la violencia. Se ve incluso en los nombre con los que se condecoran las diversas unidades de combate: Cosa Nuestra, Cobra, Mafia. Casi una persecución de los mitos negativos de cierto cine occidental” (L.M.) (Agencia Fides 20/5/2003 Líneas: 30 Palabras: 376)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network