ASIA/JAPÓN - El Cardenal Filoni: la “falsa identificación” entre cristianismo y cultura europea puede obstaculizar la propagación de la fe

lunes, 25 septiembre 2017 misión   evangelización  

Tokio (Agencia Fides) - “Uno de los principales obstáculos para propagar la fe en Japón parece ser la falsa identificación entre el cristianismo y la cultura europea”. Esta es una de las consideraciones expresadas por el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto la Congregación para la Evangelización de los pueblos, en el encuentro celebrado en Tokio con los obispos japoneses, en la tarde del lunes 25 de septiembre. A los representantes del episcopado japonés, el Cardenal Prefecto del Dicasterio Misionero también ha recordado el misterioso vínculo entre la historia del catolicismo japonés y las experiencias de persecución y martirio que han marcado sus inicios. En el siglo XVI – ha recordado el Cardenal - los primeros misioneros que llegaron a Japón “se encontraron con una tierra fértil para la proclamación del Evangelio. A pesar de las persecuciones llevadas a cabo por Toyotomi Hideyoshi, el número de católicos creció drásticamente (se dice que llegó a 650.000). Y después de las persecuciones, precisamente la experiencia de los llamados “cristianos ocultos” (kokure Kirishitan), que fueron los custodios de la fe durante más de un siglo, sin sacerdotes y sin contacto con el resto del cristianismo - representa un “testimonio extraordinario” de lo que permite perseverar en el seguimiento de Cristo, incluso en condiciones difíciles: “Como en la oración de Abraham, que rogó a Dios que no pasara de su tienda, sino que se detuviera”, ha señalado el cardenal, “así también los 'cristianos ocultos' de Japón alzaban a Dios una sincera invocación para que no abandonase la obra iniciada”.
Después de recordar los obstáculos que pueden resultar de una identificación engañosa entre el cristianismo y la cultura europea, el prefecto de Propaganda Fide ha dicho que “quizá deberíamos redescubrir la fuerza de la evangelización inicial actualizándola con la experiencia y el conocimiento actuales”. Y ha agregado que en la era de la globalización, de las fronteras que disminuyen, de los viajes faciles, no se puede pensar en impedir o limitar “la presencia de misioneros no japoneses”. Al mismo tiempo, “debemos centrarnos en una evangelización más fuerte y más comprometida de los mismos japoneses: obispos, sacerdotes, religiosos, religiosos, laicos, familias, asociaciones, etc. Los misioneros pueden integrar, pero no reemplazar”.
El encuentro en Tokio con los obispos japoneses es la última reunión de la Visita Pastoral del Cardenal Filoni a Japón, que comenzó el 17 de septiembre.
En la tarde del domingo 24, durante la reunión con los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, el cardenal Prefecto de Propaganda Fide recordó los tres “peligros” de los que tienen que estar atentos quienes están involucrados en el trabajo apostólico: “el «sectarismo» (es decir, el acaparar a las personas, la banalización de la fe, la explotación económica de los seguidores), el «proselitismo» (la coacción de los demás con el fin de que sigan la propia doctrina) y el «ideologismo» (es decir, el adoctrinamiento de fe o farisaico, que puede ser socialmente peligroso). Evangelización – ha añadido el cardenal Filoni - “es un encuentro personal con Cristo, y se lleva a cabo para el anuncio del Evangelio y por contacto, es decir, a través del testimonio humilde y generoso, que suscita en el otro el intereses del por qué creen y actúan de una manera diferente”. (GV) (Agencia Fides 25/9/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network