ÁFRICA/CONGO RD - “La solución no son las bandas armadas sino la no violencia evangélica”: los obispos de la Provincia Eclesiástica de Bukavu

martes, 6 junio 2017 grupos armados   política   obispos  

La catedral de Bukavu

Kinshasa (Agencia Fides) - “Las bandas armadas no son una solución política estable. Creadas para resistir a un orden político inaceptable, terminan generando un calvario que sufren sus hermanos y hermanas” escriben los obispos de la Provincia Eclesiástica de Bukavu (la ciudad de Bukavu es la capital de Kivu del Sur en el este de la República Democrática del Congo) en un mensaje elaborado al final de su Asamblea.
Los obispos se quejan de la proliferación de las milicias armadas, que “pululan por todas partes” y que “con sus reivindicaciones de identidad, provocan el resurgimiento de los conflictos tribales”. En particular, se señalan “las consecuencias perjudiciales del fenómeno Kamuina Nsapu, que comienzan a contaminar las provincias vecinas, hasta Maniema, con la exclusión y la discriminación”.
Desde hace meses, los milicianos leales a Kamuina Nsapu, un líder tradicional asesinado por la policía en agosto, hacen estragos en la provincia y en las áreas vecinas a Kasai central (véase Fides 1/4/2017). La provincia administrativa de Maniema forma parte de la provincia eclesiástica de Bukavu.
Las diferentes milicias, además de destruir instalaciones sociales, sanitarias y educativas, han irrumpido en las eclesiásticas. Los Obispos recuerdan a Clara Agano de las Hermanas Franciscanas Escolásticas de Cristo Rey, asesinada el 29 de noviembre de 2016, en la parroquia Mater Dei de Bukavu (véase Fides 2/12/2016), y a los sacerdotes y misioneros secuestrados el año pasado con la intención de pedir rescates. La población no puede moverse libremente de una zona a otra debido a la presencia de los bandidos.
Todo esto viene, según los Obispos, de la falta de autoridad del estado”. El estancamiento político resultante de la falta de implementación de los acuerdos de San Silvestre (véase Fides 24/04/2017), hace que el país sea aún más frágil y se vea “expuesto a todos los vendavales”.
Ante el “fracaso de la clase política”, los Obispos piden a los congoleños “como soberano primario, que tomen el control de su destino de forma pacífica y democrática, con la no violencia activa y evangélica”. (L.M.) (Agencia Fides 6/6/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network