AMÉRICA/MÉXICO - Soldados y marinos, héroes anónimos, que dan esperanza a los ciudadanos atemorizados por la violencia

jueves, 1 junio 2017 iglesias locales   fuerzas armadas  

sipse.com

Ciudad de México (Agencia Fides) – “La Iglesia en México es consciente de que en este momento nuestra patria atraviesa un período de crisis, en donde el crimen lacera impunemente a la nación, a causa de organizaciones delictivas que han ampliado sus redes violentando la paz, lo que ha traído consigo, la muerte de varios soldados y marinos, 'héroes anónimos', que son padres de familia, hijos de muchas madres, colegas y amigos. Es por ello que expresamos nuestra solidaridad con los familiares de todos aquellos marinos y militares que han abrazado generosamente esta vocación y que en el cumplimiento de la misma, han perdido la vida, a causa de la cerrazón y la avaricia de unos pocos, que se aprovechan de la ignorancia y las miserias de muchos”.
Así lo escriben Su Exc. Mons. Miguel Ángel Alba Díaz, obispo de La Paz, Responsable de la Dimensión Pastoral de las Fuerzas Armadas y Su Exc. Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola, Secretario General de la  Conferencia Episcopal Mexicana, obispo auxiliar de Monterrey, en un mensaje publicado con motivo del día de la Marina, recibido en la Agencia Fides.
“Tanto los marinos, como los militares, están llamados a la santidad desde su vocación, – está escrito en el texto -, porque ejecutan un trabajo extensivo en defensa del país, y porque su vocación militar les exige un alto grado de responsabilidad. Su presencia en múltiples puntos de la república, da tranquilidad y esperanza a la ciudadanía que se siente atemorizada por las manifestaciones de violencia y de las cuales muchos han sido víctimas”.
El mensaje cita al Papa Francisco, que ha pedido a los miembros de las fuerzas armadas, ser “instrumentos de reconciliación, sembradores de paz y constructores de puentes, para que con su colaboración sea posible contribuir a un orden fundado sobre la verdad, la justicia, el amor y la libertad”.
Garantizando la oración para que Dios, nuestro Padre amoroso, conceda a los marineros y militares el don de la vida, y para que no se vean tentados a quebrantar su  vocación de servicio a la patria, a las instituciones y al pueblo de México, que tanto los necesita, los obispos concluyen con un llamamiento a las autoridades para que “sean sensatos en la ejecución de sus estrategias para la búsqueda de la paz, en favor del clamor de los más pobres y vulnerables”. (SL) (Agencia Fides 1/6/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network