AMÉRICA/PARAGUAY - Un muerto y decenas de heridos, ataque a la sede del Congreso, llamamiento de los obispos a la calma

sábado, 1 abril 2017

Un muerto y decenas de heridos, ataque a la sede del Congreso, llamamiento de los obispos a la calma

Asunción (Agencia Fides) – Más de mil personas salieron a manifestar durante la noche del viernes al sábado ante la sede del Congreso en la capital, Asunción, contra el “Golpe de estado parlamentario”, es decir la enmienda constitucional que abre las puertas a la reelección presidencial del actual Presidente Horactio Cartes (véase Fides 29/03/2017). Los manifestantes rompieron las barreras metálicas plantadas por la policía para proteger el edificio, irrumpieron en la sede del Congreso y prendieron fuego a una parte del edificio. Precisamente en previsión a reacciones de este tipo, los obispos habían escrito: “Creemos que es prudente no insistir en la introducción de la reelección presidencial a través de una enmienda constitucional, ya que produce una tensión innecesaria y la polarización social, que, si no se maneja adecuadamente, podría llegar a convertirse en violencia con consecuencias impredecibles”.
Según las últimas noticias recibidas en la Agencia Fides, el balance del asalto al Congreso es de un muerto y decenas de heridos, entre exponentes políticos, manifestantes y agentes de policía. El ministro de Interior, Miguel Tadeo Rojas, ha dicho que las fuerzas de seguridad se han visto obligadas a reaccionar, con cañones de agua y balas de goma para dispersar a la multitud. La Conferencia Episcopal de Paraguay durante ella noche publicó un comunicado urgente, recibido en la Agencia Fides, invitando a la calma y a la paz: “Pedimos a todos, autoridades y pueblo, que no se haga uso de la violencia, las manifestaciones ¡no deben convertirse en campos de batalla!”. Luego, dirigiéndose a los políticos, han pedid que “recuperen la confianza social con gestos concretos”. El texto concluye con un llamamiento al diálogo entre todas las partes, para mantener unido al país.
La Constitución aprobada en Paraguay en 1992 después de 35 años de dictadura, limita el mandato del presidente a un solo mandato de cinco años. Pero Cartes, cuyo mandato termina el próximo año, está tratando de eliminar esa restricción con una enmienda que autorice un segundo mandato.(CE) (Agencia Fides, 01/04/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network