ASIA/SIRIA - El arzobispo sirio católico de Hassaké: no ayudamos sólo a los cristianos

jueves, 23 marzo 2017 iglesias orientales   guerras   cáritas   hambre  

Facebook

Hassaké (Agencia Fides) – Los milicianos del Daesh se han retirado de los alrededores de Hassaké. Durante años, tenían posiciones a menos de veinte kilómetros de la capital de la provincia, en el noreste de Siria. Ahora se han alejado por lo menos sesenta kilómetros. La ciudad respira, pero las consecuencias del conflicto siguen pesando sobre la vida cotidiana: “Al sur de la capital” refiere a la Agencia Fides Jacques Behnan Hindo, arzobispo siro católico de Hassaké Nisibi, “hay pueblos de beduinos donde se pasa hambre.
Habían aceptado la dominación del Daesh, porque les garantiza lo necesario para vivir. Ahora muchos de ellos apoyan a las milicias kurdas. Pero muchos no tienen nada que comer. Como diócesis, acabamos de distribuir entre ellos tres mil cabezas de ganado entre cabras y cabritos, para que puedan tener leche y tratar de criar pequeños rebaños de gestión familiar o comunitaria. Serán recursos para asegurar su supervivencia. Los cristianos aquí han sufrido mucho durante la guerra. Sin embargo, hay quienes han sufrido tanto o más que los cristianos. Y nosotros ayudamos a todos”.
La archidiócesis siro católica - añade Mons Hindo - también ha restaurado 25 viviendas en los barrios del sur de Hassaké, y las ha repartido a familias que no son cristianas. La intención es contribuir con el tiempo a debilitar los conflictos sectarios. En este sentido, el arzobispo siro católico sigue considerando como ambiguo el comportamiento de algunos grupos kurdos militarizados: “desde hace casi un año”, dice el Arzobispo, “continúan manteniendo el control del hospital en construcción que habían prometido desalojar antes de junio del año pasado, para comenzar los trabajos de restauración y permitir que el centro de salud iniciase su trabajo”. (GV) (Agencia Fides 23/3/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network