AMÉRICA/HAITÍ - “Cada vez que salvamos una vida humana damos sentido y salvamos nuestra propia vida”, dice un misionero Camiliano

miércoles, 30 noviembre 2016 misioneros  

Madian

Jérémie (Agencia Fides) - Tras el paso, a principios de octubre, del huracán Matthew por la isla de Haití, y en particular por la ciudad de Jérémie, para hacer frente a la emergencia alimenticia y sanitaria, continúa la recogida y el envío de alimentos y medicinas. Así lo explica a la Agencia Fides el p. Antonio Menegon, MI, que junto con el p. Massimo Miraglio, que trabaja en la misión de los Camilos de Jérémie, ha planificado proyectos importantes para dar respuestas concretas a la población tan duramente golpeada.
Entre ellos se encuentra la restauración de clínicas móviles para dar alivio a las poblaciones del interior del país que son las más afectadas, por medio de una primera fase de distribución de medicamentos y vacunas, y una segunda fase de mantenimiento de las actividades. También se ha previsto la construcción de aldeas para dar un hogar a las familias a las que el huracán ha arrebatado todo y la reconstrucción de un refugio para ancianos, que ha quedado destruido. “Algo fundamental - continúa el misionero – es la búsqueda y construcción de pozos de agua potable, restaurando los destruidos por el huracán en nuestra misión”.
“Hay muchos niños que no lo han conseguido y que han muerto durante la furia del huracán, muchos otros morirán de cólera debido a la falta de agua potable; su vida nos pertenece, son nuestros hijos. El bien que les hacemos nos lo hacemos a nosotros mismos, porque cada vez que salvamos una sola vida humana damos sentido y salvamos nuestra propia vida”. (AM/AP) (30/11/2016 Agencia Fides)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network