ASIA/JAPON - Diez días por la Paz, mensaje de los obispos de Japón

lunes, 8 agosto 2016 obispos   violencia   política   conferencias episcopales  

Mensaje de Paz - Japón

Tokio (Agencia Fides) - En respuesta al fuerte “llamamiento por la paz” de Hiroshima que realizó san Juan Pablo II el 25 de febrero de 1981, la Conferencia Episcopal de Japón ha designado a los días entre el 6 y el 15 de agosto como los “Diez Días por la paz”. Se han elegido estos días porque recuerdan la explosión de la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki, y la conmemoración del final de la Segunda Guerra Mundial. Este año se cumple el 35 aniversario.
“La paz mundial se está haciendo añicos y está continuamente amenazada por acontecimientos como la guerra de Siria, las actividades terroristas de los fundamentalistas y otros muchos conflictos armados, que pretenden el control de los recursos y sólo quieren mostrar su fuerza. Muchas personas, incluidas mujeres y niños mueren o resultan heridas, obligadas a huir de sus hogares, privadas de una vida normal e incuso de la vida misma. Los ataques terroristas se llevan a cabo en las principales ciudades de Europa, en Estados Unidos y en países musulmanes. Muchos japoneses también han sido víctimas”, informa la nota recibida por la Agencia Fides.
“Con la fuerza de la humanidad y la gracia de Dios, queremos lograr el alto ideal de eliminar no sólo las armas nucleares, sino todo tipo de armas y la violencia del mundo. En nuestro país, no podemos quedar indiferentes ante los asesinatos que ocurren todos los días, o la discriminación basada en la nacionalidad, la cultura o el género, la violencia doméstica, los discursos de odio, el acoso sexual o de poder.
No hay paz, donde hay personas excluidas o dominadas, discriminadas o a las que se les falta de respeto. Haciendo esfuerzos para completar la plenitud y la felicidad del corazón y del cuerpo, el trabajo y la vida privada, y las relaciones con Dios y con las personas, en particular, tenemos que empezar a construir la paz dentro de nosotros. Todos podemos hacerlo y todos tenemos que hacerlo. Este es el camino seguro para alcanzar la paz en el mundo”, concluye el texto. (CE) (Agencia Fides, 08/08/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network