AFRICA/CONGO RD - Unión Europea y USA acentúan las presiones sobre Kabila para que deje el poder antes de finales de año

sábado, 25 junio 2016 política   elecciones  

Kinshasa (Agencia Fides) - Se acentúa la presión de Estados Unidos y de la Unión Europea para que se celebren las elecciones presidenciales y legislativas en la República Democrática del Congo antes de finales de año. Un comunicado publicado el 23 de junio, enviado a la Agencia Fides, informa que durante la 31 sesión de la Asamblea Parlamentaria paritaria Unión Europea-ACP, celebrada los días 13-15 de junio, los eurodiputados y sus homólogos de África, Caribe y Pacífico (ACP) han aprobado por unanimidad una resolución que condena todos los actos de violencia política y pide “el buen desarrollo de las elecciones y en el plazo apropiado, algo que es crucial para la estabilidad y el desarrollo a largo plazo del país y de toda la región”.
Los diputados han destacado que el presidente Joseph Kabila, en el poder desde 2001, está obligado a dimitir el 20 de diciembre de 2016, ya que el mandato del Presidente de la República Democrática del Congo se limita a dos mandatos según la Constitución. “Al no haber declarado todavía que dimitirá, el Presidente Kabila contribuye a exacerbar las tensiones políticas en el país”, afirma el comunicado.
El gobierno de Estados Unidos ha anunció el 23 de junio que ha impuesto sanciones financieras contra el jefe de la policía de Kinshasa por su responsabilidad en la violencia y desapariciones que se produjeron en la capital de la RDC.
El general Célestin Kanyama está acusado “de ser responsable o cómplice de la violencia y secuestros en los que se atacó a civiles, mujeres y niños”, aha declarado John Smith, jefe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, responsable de supervisar las sanciones financieras contra los extranjeros decretadas por el gobierno de Washington.
El general Kanyama dirigía a la policía de Kinshasa cuando, en enero de 2015, al menos 40 personas murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones organizadas por la oposición.
Un portavoz del gobierno congoleño ha definido estas sanciones de Estados Unidos como “un ataque a nuestra soberanía y un intento de reemplazarla”.
En la Unión Europea también se está discutiendo la adopción de sanciones contra las figuras cercanas al presidente Kabila para obligarlo a abandonar el poder. Los más favorables son Gran Bretaña y Bélgica, mientras que Francia e Italia prefieren imponer sanciones sólo para sancionar a los responsables de la represión violenta de las manifestaciones, o solo cuándo termine el mandato de Kabila en caso de que no renunciase. Sin embargo, la posición de Londres después del resultado del referéndum del 23 de junio, que anuncia la salida de Gran Bretaña de la UE, parece debilitada (L.M.) (Agencia Fides 25/6/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network