AFRICA/EGIPTO - El obispo copto católico de Guizeh: el homicidio de Regeni utilizado para arruinar la relación entre El Cairo y Roma

miércoles, 16 marzo 2016 violencia  

Facebook

Guizeh (Agencia Fides) – El asesinato de Julio Regeni fue realizado por “torturadores profesionales” que quizás trataban de “deteriorar las relaciones de los gobiernos de Egipto e Italia”. Con estas palabras, Anba Antonios Aziz Mina, obispo copto católico de Guizeh, trata de evaluar los datos y las hipótesis que han surgido en las últimas semanas, en torno al caso del joven investigador italiano, cuyo cuerpo sin vida y con signos evidentes de tortura, fue encontrado el 3 de febrero en una zanja, en la carretera entre El Cairo y Alejandría, a pocos kilómetros de su sede episcopal.
“Ese chico” subraya el obispo copto católico “estaba trabajando en un estudio científico sobre los sindicatos independientes, y según el informe médico forense fue torturado por profesionales porque las torturas a las que fue sometido solo pueden realizarse en cámaras de tortura y con instrumentos especiales”
Según Anba Antonios, algunos detalles del crimen pueden ser descifrados como indicios de una estrategia seguida por los torturadores de Regeni: “el chico italiano”, dice el Obispo “falleció el 25 de enero, el aniversario del levantamiento que condujo al fin del régimen de Mubarak. Además, después de matarlo, los torturadores podrían haberse deshecho del cuerpo, enterrarlo en un agujero en el desierto, donde nadie lo habría encontrado. En cambio, en mi opinión, se aseguraron de que se encontrase el cuerpo, precisamente el mismo día que estaba de visita a Egipto, el ministro italiano para el desarrollo económico, Federica Guidi, acompañada por 30 hombres de negocios, para reuniones en las tenían que firmarse importantes acuerdos económicos. Esa visita fue interrumpida después de reunirse con el presidente Adel Fattah al Sisi. Y esto no puede sugerir nada más que la intención deliberada de arruinar las relaciones de Egipto con Italia, uno de los países que continúan dando soporte y compartiendo intereses comunes con el gobierno egipcio”.
El esfuerzo para preservar las buenas relaciones italo-egipcias - Observa Anba Antonios Aziz Mina - “también se refleja en la forma en que los dos países están manejando la investigación del caso. Todos los días puedo apreciar el dolor del pueblo egipcio por lo que le pasó a Julio Regeni y por el sufrimiento de su familia. Y estoy convencido de que el aparato egipcio colaborará en la búsqueda de la verdad. Lo que me duele”, añade el obispo copto católico “es el haber oido decir a algunas personas, incluso en Italia, que el pobre chico 'se lo había ido a buscar'”. (GV) (Agencia Fides 16/3/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network